EL DESPOSTE

EL DESPOSTE
Los chilenos conocimos, recientemente, la historia de Olate, la mujer del presidente de la Cámara de Diputados, el socialista Osvaldo Andrade, la cual luego de trabajar un lapso como funcionaria del Estado en el Servicio de gendarmería se acogió a retiro laboral con una pensión de más de US.$ 11.000 mensuales.

Algunos medios de prensa, las redes sociales y la oposición al gobierno de la Nueva Mayoría, apuntó su crítica indignada hacia ella, no obstante que, tal jubilación fue aprobada por el mismo Congreso Nacional, que con un velo de legalidad aparece encubriendo una orquestada maquinación y montaje político para ABUSAR de la AUTORIDAD, con el halo de una norma especialísima, votada y promovida por el susodicho diputado Andrade. Andrade LADRON 2016

La exagerada pensión que no puede dejar de calificarse como un SAQUEO al fisco, ante la desproporción a las funciones desempeñadas por la cónyuge del presidente de los diputados, destapó una maquillada operación donde varios “aprovechados” gravan en exceso el pptto. fiscal anual en más de 1.300 millones de pesos, que en la más conservadora expectativa de vida de sus beneficiarios –estos “modestos funcionarios” públicos- obtendrían no menos de US.$ 35.000.000, todo en una apariencia de LEGALIDAD.

En contraste a esto, a los gendarmen quienes de verdad enfrentan y conviven con los delincuentes cada día en el trabajo de cárceles y tribunales, la familia Andrade-Olate sextuplica sólo por este concepto, el valor de las pensiones obtenidas.
Otrora, este método de SAQUEO se le atribuyó a “la clase dorada”, la que se cultivó al amparo de otro nefasto gobierno en Chile (1970-73) muy admirado de la actual presidente Bachelet, el de “la revolución con empanada y vino tinto.”

¿Qué es lo que más irrita? ¿Que haya diferencia entre ella y los otros trabajadores de gendarmería? ¿O que se tomen las instituciones del Estado como botín mientras se predica sobre la igualdad?

Probablemente, lo segundo debiera ser causa real de la furia popular; sin embargo, los chilenos pareciera que preferimos linchamientos virtuales, tan breves como un mal spot publicitario, en vez de sancionar a los verdaderos creadores del FRAUDE y revertir concretamente la burla y el daño material.

El partido de Osvaldo Andrade, el Socialista, donde existen algunos de su ideología, pero muchos más Socios Listos, anuncian por la senadora Isabel Allende, con parafernalia, que pasarán al “Tribunal Supremo” todas estas situaciones de escándalo. ¡VAYA QUE SOLUCIÓN! si ella misma aún no termina de dar una explicación y solución a la millonaria irregularidad, que yo denomino SAQUEO por prácticas y mecanismos institucionales de los FALSOS EXONERADOS.

Otra huella mas de la “ética y virtud” de las izquierdas y el comunismo en Chile, es el ENGAÑO, hablando y pontificando contra la cultura del poder y el ámbito de las conductas individuales, con soluciones corporativas de comisiones de ética y tribunales de aire y palabrería.
Nada de ello sirve, sus conclusiones serán sanciones leves, ridículas, para seguirse burlando del pueblo escandalizado, desafortunadamente con mala memoria y, también, falto de DIGNIDAD. Todo un espectáculo de utilería montado por esta pléyade de actores políticos corruptos.

Pero, debemos cuidarnos y observarnos profundamente, porque como dijo Confucio, a quien parafraseo aquí, “cuando en un reino se habla mucho de ética, decencia u honestidad, es porque esa nación está repleta de ladrones”.
Sin duda, cuando en una sociedad la norma es la honestidad, ésta es tan natural como respirar, es una obviedad y, por lo tanto, no se habla de ella. Lo de la jefa gendarmen y el diputado (Olate y Andrade) no es un caso puntual ni una rareza de la política, por el contrario responde a la lógica del acomodamiento en puestos públicos, y son de aquellas conductas, donde los actores toman el trabajo en el Estado como un botín.

Botín para DESPOSTE

BOTÍN para DESPOSTE

La mirada del Estado como un tesoro para saquearlo es tentador en todas las tendencias políticas, pero en el gobierno de Bachelet se ha constituido en un OBJETIVO. Un GRAN ANIMAL para despostarlo. ¡ Pobre Chile ! . . recién toma conciencia del GRAN ENGAÑO dialéctico y demagógico del comunismo y socialismo real, el de la Nueva Mayoría.

El clientelismo y el nepotismo del mundo socialista en poco tiempo está logrando que en Chile avancemos a gastar casi un 20% del PIB en el aparato público, acentuando reformas, como la tributaria donde el ESTADO estruja a los ciudadanos (especialmente las clases medias porque es la más numerosa) para extraer de las personas la riqueza de su TRABAJO y acrecentar el BOTÍN de este gran animal para desposte.

Michelle Bachelet

Michelle Bachelet

Muy por el contrario a como debiera ser una sociedad donde el Estado sirva y DÉ SEGURIDAD a sus ciudadanos para desarrollar al individuo y crecer en familia y sociedad; en Chile, hoy vivimos en una máquina de engorda de las billeteras de los Andrade, Olate, Dávalos, Compagnon o Bachelet.

El Estado chileno se ha agrandado con ineficiencia exagerada, a costa de tributos de los ciudadanos, con un gobierno sin políticas públicas serias, creando organismos y puestos innecesarios, con rentas fuera de un mercado real. Y cuando la burocracia no cumple su objetivo de una formalidad para regular con eficiencia y eficacia, los abusos generan un difícil problema político, cuya ebullición puede resultar explosiva, y sus costos en un largo período de opacidad, en la vida de los personas.

Cuando esto ocurre el ingenio, el esfuerzo y la dedicación tan necesarios en el mundo privado, se deprimen y la sociedad se estanca. La opinión pública toma con reticencia la política y busca salidas alternativas para lo básico, una economía de subsistencia y un orden público que se aleja como expectativa, provocando tanto o más daño que la ausencia de la seguridad nacional.

El Estado todo poderoso a cargo de personas fácil de corromper, ahuyenta a ingeniosos, esforzados y emprendedores y atrae a los acomodados ( la clase dorada ) que desean seguir despostando al “animal”. Esta es la mayor especialidad de la izquierda en Chile.
Tenemos una posibilidad pronto, de dar una seña, un gesto de DIGNIDAD ciudadana a esta sociedad que creemos es una república, VOTANDO en las elecciones municipales SÓLO por aquellos que más se han resistido al placer del desposte. Cuidemos lo poco que hemos logrado con tanto esfuerzo en este último medio siglo.

Animal 4 despiece

Anuncios