UPPERCUT

Razón tiene nuestro presidente del gremio minero Diego Hernández (de la Sociedad Nacional de Minería), al lamentar el rechazo que la instancia política regional encabezada por el intendente de Coquimbo acabó por impedir la continuidad del proyecto minero Dominga, cuyo desarrollo contempla más de MM.US.$ 2.500, toda una inversión que en los tiempos actuales no podríamos ni soñarla en Chile, y menos aún basadas en nuestra IV región.

Ivan Garrido DOMINGA Si las perspectivas del país ya eran complejas para el 2017, esta señal de rechazar un proyecto con una vida útil estimada de 27 años, con empleo para 10.000 personas en su etapa de construcción y 1.500 durante sus operaciones de producción estabilizadas es un uppercut a la economía local y nacional, que continuará haciéndonos caer estrepitosamente en el ranking de atractivo país para inversiones.

El golpe desde abajo al mentón que recibimos el mundo de la minería y las comunidades de La Higuera, La Serena y Coquimbo, y la mayoría de los chilenos, sólo empeora la situación de desempleo, y pone barreras con más incertidumbre y dificultades de un desarrollo futuro país.

Dominga El_Tofo A pesar de todo el trabajo de evaluación, informes, adendums y cuanto papel de formalidad burocrática debió cumplirse y salvar favorablemente, la decisión que primó tuvo carácter político, y ni siquiera se trató de los delfines, fue de los camaleones, de esos que se dan vuelta de carnero en las decisiones, de esos que pululan en el mundo de los parlamentarios y los políticos con poder temporal, son aquellos que no creen el esfuerzo empresario, pero que pueden hacer mucho daño. Son los que nada resuelven por el interés de los más pobres, tampoco saben realmente ni entienden de la actividad minera centenaria en estas tierras, esa que ve en una oportunidad de trabajo una esperanza y opción de una mejor vida.

¿Hasta cuándo tendremos que soportarlos? . . Si así han tratado un proyecto de mediana a gran minería con inversión e ingeniería de buen nivel, que nos queda para los emprendedores pequeños ?

Hago un llamado como Director de SONAMI y Presidente de la Asociación Minera Andacollo, a realizar actos más combativos y de repudio público ante tanta arbitrariedad, en caso contrario iremos siendo eliminados como mineros de nuestro querido país.

Eleodoro Urquieta Riveros
Ingeniero de Minas
Director de SONAMI

Anuncios

CHILE . . ¿ECONOMÍA de Carteles? . . COLUSIÓN de Pañales CMPC y Kimberly-Clark

Nuevamente es la delación compensada el instrumento para vulnerar una pena mayor y reconocer un delito económico. Un nuevo caso de colusión al conocido entre el 2002 y 2009, ahora se nos presenta con los pañales de guagua. Y otra vez, la FNE y el TDLC estaban dormidos. A la luz de este nuevo caso, sería prudente promover que estas instituciones se modifiquen, porque de no ser por la delación compensada no se hubiera descubierto cartel alguno. Pero ahora con los dichos del Fiscal Nacional, que hablan de prescripción, lo mas probable es que nada ocurra con sanciones, ante acciones ilícitas y reñidas con la ética empresarial. Acciones que dañan a los mercados y al consunidor. Es el perfecto gatopardismo económico.

Para llegar a coludirse con pañales de guaguas, no solo se comete un delito económico tipificado, donde gerentes, ejecutivos y directorio hayan podido actuar de modo delincuencial, sino además hay cierto grado de maldad en la acción y su planificación. Son bebes que si o si deben usar pañales, es decir, la demanda por el bien es perfectamente inelástica.

colusion-chile-2016Dos grandes empresas como CMPC y la multinacional Kimberly-Clark que no compiten,  que llegan a acuerdos de precios y comparten información, no pueden ser llamados ni consideras empresas competitivas. Son carteles lisa y llanamente, y ambas empresas atentan contra el libre mercado, dicho en lenguaje simple expropian recursos sobre todos a las personas, especialmente, a las de menores ingresos.

Chile, lamentablemente, es hoy una economía de carteles y oligopolios, no existe una verdadera competencia, así como tampoco libre mercado, al menos en estas áreas industriales, y el costo lo pagamos todos los consumidores.

Lo ocurrido con CMPC además de la arista judicial, debiera tener algún castigo económico, como p.e. suspender su acción del IPSA y, en el mundo de sus pares, expulsarla, por un lapso, de cualquier gremio al que pertenezca. Un cierto simil en lo gremial, ocurrió hace mas de año atrás con SQM en el mundo de la minería y su histórica SONAMI, que suspendiendo a sus representantes del directorio, por sus actuaciones ilícitas entre negocios-dineros y política, finalmente le faltaron cojones al entonces presidente del gremio para expulsarlos. Hoy, en el caso de Kimberly Clark, exigir que dejen nuestro país debiera ser una lección, ante la corrupción de la colusión. Así de claro.

El libre mercado debe ser defendido con todo el rigor de la ley, ya que es la única, real y justa forma de progreso                                                                                                                                            img_3682-1

          José Fco. Cuevas Vila

      Ing Comercial
Magíster en Economía UNAB-EIED

Crisis y desafíos de la Minería en Chile

Manuel Viera_blog ver1 Manuel Viera, Dir. Ing. en Minas de UDLA

Chile es el primer productor mundial de materias primas mineras no renovables y la minería ha sido nuestro motor y palanca del desarrollo económico en los últimos 30 años. Sin embargo, nunca se contó con la astucia intelectual de haber creado industrias alrededor de ella.

Se estima que si lo hubiera hecho hace 20 años, la contribución de la industrialización del cobre impactaría positivamente en al menos 2,5 a 3% del PIB, generaría empleos adicionales y se sustituirían las  importaciones, ya que como Chile no tiene  fábricas que procesen el cobre, lo recibe de vuelta hasta cinco veces más caro que su precio de venta como materia prima.

China entendió la problemática del aumento de la producción minera y aplicó la política de crear miles de fábricas en todos los sectores productivos con un amplio apoyo al sector privado. La estrategia que adoptó fue devorar las materias primas que se producen en Latinoamérica.

LingotePor ello, los desafíos que enfrenta la industria minera chilena se relacionan con los cambios de paradigmas del capital intelectual y la necesidad de sensibilizar a la clase política sobre la importancia de explotar racionalmente y con sentido social y planetario nuestros recursos naturales no renovables, lo cual exige mejores políticas públicas y mineras, mayor fomento a la inversión en exploración geológica y una agresiva política de industrialización de nuestros recursos naturales.

En este marco, debemos preocuparnos de convertir los siguientes riesgos actuales en oportunidades:

1.-  Falta de políticas públicas y una política de Estado para industrializar sus recursos minerales. Mientras no se generen fábricas para aprovechar los recursos naturales no renovables, otros países como China, Japón, Alemania, Canadá aprovecharán ese valor agregado para sus industrias y le devolverán a estos países el metal manufacturado en cinco veces su valor.

2.-  Generar alianzas estratégicas tecnológicas. Con países desarrollados, como Japón, Alemania, Polonia, China, Canadá, EE.UU., para iniciar inmediatamente la instalación de fábricas en Chile.

3.-  Excesivo control que enfrenta la minería. Para un proyecto minero hay que pedir alrededor de 500 permisos distintos, lo que está haciendo naufragar a varios proyectos pequeños y medianos.

4.-  Respeto al medioambiente, comunidades, pueblos originarios. La relación con la sociedad debe estar basada en el concepto de la Minería Planetaria, es decir, preocupación medioambiental y respeto por las personas.

5.-  Corrupción. Esto se mitiga con políticas de transparencia, mejores prácticas y leyes más duras que castiguen a los culpables.

6.-  Riesgos operacionales. Se requiere mayor inversión en seguridad y mayor tecnología.

7.-  Riesgo de la volatilidad de precio de los commodities. El desafío es aplicar nuevos paradigmas en la planificación de minas, a fin de enfrentar los altos costos y la baja productividad.

8.-  Sustitución del cobre por el grafeno. Como país dependiente del cobre, debemos analizar en profundidad los escenarios, pues el grafeno es considerado el material del futuro.

9.-  Transformación de minería a cielo abierto a subterránea. Se estima que en 20 años más habrá un 67% de yacimientos subterráneos en el mundo, lo cual insta a abordar riesgos operacionales como derrumbes, atrapamientos, incendios y otros.

10.- Autorización de financiamiento de carteras de proyectos de empresas mineras estatales. Estas dependen de los ministerios de Hacienda de turno, que adolecen de las competencias técnicas para tomar una decisión tan importante para la vida de los distintos yacimientos.

11.- Falta de política clara de I&D, lo cual está hipotecando el futuro del país y provoque que nuestros científicos se encuentran defraudados.

12.- Aumento de costos operacionales y tendencia a la baja productividad hacen que ante una disminución del precio del cobre, varias queden bajo el punto de equilibrio (apalancamiento operacional), con el peligro de paralizar y salir del mercado.

13.- El fantasma de nacionalizar los recursos mineros. Nos urge enfrentar el dilema de fomentar la inversión privada, versus la búsqueda de mayores retornos para el Estado.

Como dijo el escritor y político argentino Manuel Ugarte, “un país que solo exporta materias primas y recibe del extranjero los productos manufacturados, será siempre un país que se halle en una etapa intermedia de su evolución“.

Manuel Viera F.  es ingeniero y Director de la Escuela de Ingeniería en Minas de UDLA – Universidad de Las Américas