Un Año más de Circo

Auto complacencia, nula autocrítica y rol de víctima ha mostrado la señora Bachelet este último año. Lo cual violenta a millones de chilenos. No solo por el desastroso gobierno, bachelet-jpg-large   sino además porque debemos soportar insultos intelectuales de la vocera de La Moneda, que pide valorar lo hecho el 2016 y la obra de los actuales ocupantes. Estos no se hacen cargo alguno de la pésima posición en que están dejando al país. Y no asumen su responsabilidad política.

Fue ella quien nombró a todos sus ministros y al delegar, inicialmente, en Hacienda a Alberto Arenas y sus políticas de sesgo comunista dinamitó la economía. Este sujeto, renegando de aquellas materias que supuestamente estudió, olvidó de las restricciones presupuestarias, de los incentivos, de la econometría, de la inversión y ahorro. Y yo diría de hasta la ley de gravedad, trayendo consigo la mayor caída en la inversión en 30 años.

Es casi un axioma económico, sin inversión no hay crecimiento.

Premeditadamente y para fines políticos corruptos, se aumentó el gasto público de manera desmedida y derivó a su efecto lógico : déficit fiscal. En términos de hacienda y finanzas públicas, no mejoró en nada la situación del país.

Con la educación por el suelo, se ha seguido hablando del financiamiento de la gratuidad y con los paros, tomas y fiebre de violencia de los movimientos estudiantiles gobernados Benito Juarez _malditospor sectores comunistas y anarcos diversos, cada día estudian menos. En la educación no existe magia para mejorar la calidad, que no sea dedicación y disciplina para fomentar la creatividad y el conocimiento.

Las viviendas sociales son un desastre y la salud pública es un insulto.

Los empleados públicos se revelaron ante un acéfalo gobierno y, peor aún, pasaron a ser un actor social y político dedicado a extorsionar al Estado, adoptando la condición de un estamento privilegiado en la sociedad chilena, pero corrupto o donde la corrupción puede sacar patente de corso, llenando al servicio público de derechos, pero de mínimas responsabilidades. Bastaría recordar que obtener carnet de identidad o un pasaporte durante 2016 ha sido en algunos períodos casi un lujo. Por supuesto, la idea tan manoseada de igualitarismo se fue al suelo. En Chile el accionar del gobierno y su administración -si es que así podemos llamarla- es hoy fuente y causa de una lucha de clases promovida de modo sibilino por la propia presidente y muchos de sus asesores que incentivan a diario, con sus conductas, omisiones e incompetencia la indignación, el odio social y el resentimiento.

Para completar este desastroso cuadro social y económico, que ha trascendido a los medios abiertos y especializados internacionales, muchos grandes empresarios ahora son más ricos que antes de Bachelet, pero no como resultado o mérito del esfuerzo y trabajo de nuevos emprendimientos o por la eficiencia de la gestión empresarial, la mejora en la productividad o la competencia, ni la competitividad de sus negocios; sino principalmente sustentado en una de las acciones más abusivas y criminales, vistas desde el consumidor, la COLUSIÓN.

corruptos-complicesSin embargo, aunque el país está en mal pie y una peor situación que hace 3 años, no está en recesión. Y siendo algo que debiera permitirnos mirar con optimismo lo que viene, y no ver sólo la catástrofe, sí podría serlo un eventual triunfo de cualquier fórmula Nueva Mayoría, o alianza del socialismo ideológico en la presidencial 2017. Chile ya ha pasado por momentos complejos y en esta elección se juega el futuro del país.

El peligro es que no faltarán trasnochados y resentidos inspirados en Marx o el comunismo, que sueñan aún con los infantilismo transformadores del siglo XX y su mochila de utopías esquizofrénicas, y que terminásemos en la catástrofe de Cuba o Venezuela.

Otros -que espero seamos millones- sólo queremos más oportunidades, más libertades y más equilibrios para un país más próspero. La dura realidad es que la igualdad de oportunidades es, generalmente, una utopía y la justicia social es sólo alcanzable, si se convocan voluntades para buscar y vivir en paz social.
La única igualdad posible y deseable es la igualdad ante la ley. Si queremos lograr mayor bienestar debemos trabajar más o hacerlo con más productividad, donde con certeza necesitaremos efectivas políticas pro crecimiento y flexibilizacion del mercado laboral.
Edo Berríos Cerda
ingeniero

La COCINA de Iván y la RECETA de Juan

Seguramente yo resultaría caro como pinche de cocina, por el hábito de criticar cualquier receta propuesta para soluciones sobre

Ivan Weissman_elmostrador

Iván Weissman – El Mostrador Mercados_

economía y emprendimientos. He cultivado esta mala costumbre durante los recorridos años en mi vida profesional; asi que haber visto el video de la entrevista de Iván Weissman de El Mostrador_Mercados a Juan Benavides, presidente de ICARE, me ha motivado a comentarla, y aún cuando comparta buena parte de sus apreciaciones, algunas variantes e intensidades de los ingredientes, no me dejan tranquilo con su receta del pastel.

. . . por @eberda . . .

La Velocidad de los Procesos y la Sociología del Cambio
Escuchando y leyendo la entrevista del invitado, me pregunto de inmediato, ¿cómo pudimos los chilenos habernos embriagado tanto con expectativas demagógicas vendidas?

Juan Benavides_ICARE

Juan Benavides – Pdte ICARE

¿cómo pudimos creer que temporadas de precios dulces del ciclo del cobre podían ser permanente? o ¿cómo pudo el empresario haber cedido y creer en una ilusoria estabilidad de condiciones externas?
Aquí parece ser que se asumió la falacia, una economía pequeña con baja industrialización en las cadena de valor, no podría sostenerse sin adecuación, migrar en grados de regulación y mejorar niveles de coparticipación.

La existencia de las economias, hoy mas que ayer, son realidad de desequilibrios permanentes entre las estructuras y la función, y todas muy determinadas por conductas de mercado, donde el consumidor, también hoy mas que ayer, tiene acceso a mucha información y donde las expectativas le pueden traicionar entre sus atavismos y conductas, y la capacidad de las estructuras sociales, económicas y políticas para adecuarse a cambios locales y globales. O sea, el desarrollo ha alcanzado grados de mayor complejidad para abordarlo seriamente.
Ya no es una cuestión de maximizar rentabilidad de los recursos, ni siquiera tampoco que pudiéramos alcanzar productividades mayores, agregando capacitación; hoy existen necesidades colectivas e individuales que han ido rompiendo algunos paradigmas del consumidor y las personas, y cuya provisión ha ido quedando afuera de las instituciones, las empresas, sus estructuras y normas.
Ademas, estas mismas necesidades, que afectan la funcionalidad de los actores, han generado una dinámica en la velocidad de los procesos industriales, que muchos países latinoamericanos, incluido Chile, no hemos sabido adecuar; en nuestro caso por cierta actitud provinciana local que está presente aún muy fuerte en la concepción de empresa y negocios, especialmente en las medianas, pymes y microempresas.

De aquí que, tanto en lo privado como lo público es una necesidad adaptar las formas del desarrollo con otra dinámica, donde la velocidad de los procesos no siempre los puede controlar la autoridad o el empresario, atendida la aparición permanente de condiciones tecnológicas y sociales cambiantes.

En otras palabras, ya hemos perdido mucho tiempo en no aceptar o darnos cuenta de esto y su incidencia para el desarrollo; el valor de la innovación en las tecnologías, la convocatoria y los acuerdos en lo laboral y gremial y sus expectativas, la calidad de la educación como factor transversal, y la industrialización sectorial como conducta empresarial. Cuanto antes asumamos estos requerimientos, mas cerca estaremos de solucionar el estancamiento o la caída, recuperando la dinámica y la confianza.

Eduardo Berríos Cerda
ingeniero
@eberda

Video entrevista a Juan Benavides por El Mostrador, Iván Weissman

La Cocina de Ivan y_

La Cocina de Iván y la Receta de Juan

Texto de la entrevista a Juan Benavides_ICARE

POLÍTICA GREMIAL O POLÍTICA EMPRESARIAL, EL DILEMA DE LAS ASOCIACIONES MINERAS

. . . por eberda . . .
conversando con sus líderes Patricio Gatica Rossi y Hernán Urquieta Riveros . . . los desafíos del presente . . .
(  . . en preparación . .  )

Cuando nos acercamos al borde de US.$ 3 por libra de cobre con proyección a la baja, después de casi . .

Patricio Gatica y Edo Berríos

Patricio Gatica y Edo Berríos

//

LAS ASOCIACIONES MINERAS, EL ROL DEL GREMIO Y LA CONFUSIÓN DEL ESTADO

ing. Hernan Urquieta

ing Hernan Urquieta

La semana pasada la histórica Asociación Minera de Andacollo, reeligió a su presidente, el ingeniero de minas Hernán Urquieta Riveros, por un nuevo período. Representante carísmático del emprendimiento minero, nos comentaba entre sus socios -pequeños empresarios- y, también con sus colegas -al recibir un premio reconocimiento a su extenso trabajo profesional- cómo esa actividad por generaciones ha enseñado en Chile la capacidad de resiliencia, la voluntad de trabajo y encanto de los sueños. Y como decía, porque la búsqueda de la riqueza en las profundidades de la tierra tiene ese relato de desafío a la naturaleza, el riesgo del oficio y la necesidad del profesionalismo minero, que por décadas ha hecho de este trabajo una palanca del desarrollo económico nacional.

A menos de un año que concluya la actual administración, identificada con el emprendimiento, la libertad y la preocupación por el trabajo, una gran mayoría de quienes representan y trabajan directamente en actividades del gremio se preguntan si se han equivocado, o cuál es la aparente confusión que resulta de observar los distintos status de desarrollo en la minería y las perspectivas futuras cercanas. En efecto, si para las grandes compañías ha sido un lapso de gran expansión por la creciente demanda de metales, fortaleza en los precios y desarrollo de la industria;  para otros la actividad minera común que les ocupa, y que es su modo de vida ancestral o profesional, les muestra paradójicas ausencias, abusivas asimetrías en lo normativo y un olvido político para quienes en los más recónditos rincones del territorio, son el alma y actividad de cientos de comunidades, en especial, del norte y centro de Chile.

The many faces of Chilean mining

The many faces of Chilean mining

Después de la epopeya de los 33, es como si las faenas de las pequeñas mineras -que dan trabajo a varios miles de familias- se hubiesen broceado. Y así las ricas vetas productoras de trabajo, entusiasmo y riqueza, volviéndose estériles han comenzado una peligrosa involución, que incluso complica la continuidad técnico-económica de algunos macro proyectos y otros de mediana minería, haciendo también mas complejo parte del desarrollo de ciertas regiones y un freno a las perspectivas globales del país. Pareciera ser que parte de los actores no han comprendido su responsabilidad, las grandes compañías con dificultad para conversar desarrollos sostenidos concensuados con sus comunidades cercanas y, en otros casos, con parte de sus trabajadores; las medianas un poco obnubiladas con el crecimiento, entre empresas familiares sin conducción corporativa o limitado desarrollo de ingeniería dura que apoyen sus factibilidades y las pequeñas, sin políticas públicas serias, desarrolladas en un marco de pobres competencias profesionales especializadas, limitaciones de capital y falta de capacidad para abordar desarrollo y fomento minero, donde al Estado y sus instituciones, le ha faltado voluntad y convicción de promoción al sector, dejándolos a su suerte.

Patricio Gatica_Edo Berríos

Patricio Gatica_Edo Berríos

Quizás se piense que representan pocos votos o es una actividad reemplazable.  Excepto algunos entusiasmos temporales que han aparecido, a poco andar es claro que permanece pendiente clarificar entre privados y públicos sus conceptos de visión y misión de los propios actores. Los mineros no tienen dudas de ello, y hoy no sólo los pequeños lo representan, a través de sus Asociaciones Gremiales, sino también los medianos han caído en cuenta de normas y legislación que hacen injustamente inviables algunos proyectos, les imponen cargos de una ley de cierres -espúrea en su génesis- y otras grandes empresas se han visto obligadas a paralizar proyectos en ejecución temprana.

Cuando los costos de la energía suben, los precios de los principales metales se prevee inestable, la falta de realismo y conocimiento de la industria y el sector le está pasando la cuenta a la actual administración, principalmente, por la falta de políticas públicas mineras que debieron desarrollar instancias profesionales y no administradores generales -aprendices de mineros- en tiempos de bonanza.

Mientras Codelco -la gran empresa del Estado- hace complejos sus costos y los inflexibiliza; Enami, creada en 1960 como instancia de refino, intermediación industrial, comercial y de fomento, se debate aún de cierta forma en conflicto vital para con su razón de ser, en un escenario de pujas de poder miserables en la perspectiva país.  O como otros Servicios públicos de la minería creen haber encontrado en la confección de un formulario casi mágico, la fuente objetiva de datos o la panacea burocrática. Todo lamentable herencia de soberbia de la autoridad sectorial.

El sector sigue requiriendo aún de esta instancia estatal, porque los modelos de negocios y empresas de pequeña y mediana minería suponen capitales de riesgos, métodos de financiamiento especializados, fomento y desarrollo en contínuo, prospección y determinacion de reservas, tamaño, forma, geología y mineralogía de los yacimientos que las hacen diferente del resto de las actividades económicas, tanto por sus características de mercado, vulnerabilidad a los costos de la energía, como por la evolución global de la industria minera mundial. Estas son disciplinas de especialidad y no sólo de habilidades blandas para pseudo-administradores o economistas de gabinete.

Mientras la voluntad de proyección del rol de Enami en el tiempo, no se concrete en acciones prácticas de la función de Fomento para con el emprendimiento y el trabajo minero, en los segmentos pequeños y medianos de la industria en áreas locales, como en Coquimbo, Atacama, la V y VI región, y prevalezca sólo la rentabilidad en directrices de la institución, estaremos asistiendo al abandono del Estado para con una actividad ancestral y fundadora de la sociedad y la nación chilena.

¿O es que nuestro gobierno renunció al reconocimiento que la minería existe también en pymes y microempresarios? ¿O dejaremos que la industria sea sólo un estamento exclusivo para las grandes empresas extranjeras? Por el contrario, existen tanto razones técnicas de la minería, como de equidad en los mercados y el emprendimiento, para que una economía social de mercado no se omita de su cometido y desempeño activo en este sentido. La sociedad a través del Estado debe apoyar y promover miles de pequeñas minas y faenas que han sido, son y seguirán siendo aporte económico, fuentes de trabajo y de interés para muchas comunidades y pueblos chilenos.

3er_LAMPARAS_mina_Freirina_WEBPara avanzar con el desarrollo de la minería socialmente en el país, requerimos tener claridad conceptual en esta materia, el rol de los actores del sector, los representantes y los dirigentes de sus gremios y los trabajadores. La carencia de realismo y falta de convicción de quienes han ejercido poder en la autoridad sectorial, sumados a grados de soberbia en la gestión, persiguiendo políticas públicas equivocadas en minería, han sido causas del fracaso o las dificultades al enfrentar iniciativas legislativas y gubernamentales en los últimos años, y hoy aún son preocupación en las comunidades y potencial conflicto con quienes no se sienten ni escuchados, ni interpretados en sus aspiraciones.

Eduardo Berríos Cerda,  ingeniero
/ socio IIMCh / Asoc. Minera Andacollo //

//

EL LEGADO Y CONTINUIDAD DEL DESARROLLO PAÍS Y LOS COMUNICADORES

por . . . eberda . . . comentario
(sobre la columna de Melnick en @La_Segunda)
Con seguridad habrá mucho que contrastarle a don Sergio, con seguridad habrán tópicos y razones que él omite, con seguridad le faltaron gafes jugosos (el zapatazo, la calcetinera de Fidel Castro persiguiéndolo, etc, etc), pero nadie discutirá una verdad objetiva, lo que significa y representa en política y gobernabilidad “hablar y decir las cosas claras.”
La argumentación de las actuaciones del liderazgo político y sus ideas, así como debe tener contenidos, se necesita tener los cojones y la pachorra para exponerlas. Eso es tan valioso, como potente puedan ser el discurso del columnista. Dicen que en la centro derecha y al gobierno de Piñera le ha faltado saber cacarear sus innumerables logros y desempeño, quizás a los técnicos responsables poco le interesa (o mejor dicho no saben hacerlo, porque no les interesa o son advenedizos a la política), pero los que entienden, saben que necesitamos varias docenas de comunicadores de fuste que con valentía, templanza y convicción defiendan y promuevan el legado y la continuidad de un proyecto político de indudables realizaciones, modernidad y desarrollo país que ya se inició.
EBC
Ingeniero

– – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – transcripción – – – – –
Por qué Bachelet NO . . . (Diario La Segunda)

Sergio Melnick    economista

Sergio Melnick
economista

De la Concertación histórica ya queda poco o nada. Tuvo 20 años de gobierno, 16 de ellos bastante buenos, pero con un fin abrupto tras la gestión de Bachelet y Velasco, en que básicamente el país dejó de prosperar, se soltó la chequera pública de manera irresponsable y se compraron así las conciencias populares en la vieja usanza de la izquierda que parecía haber evolucionado tras el gobierno de Lagos y su gran ministro de Hacienda, Nicolás Eyzaguirre. Con Bachelet, Chile gastó mucho, pero casi no produjo. Las finanzas públicas se desordenaron dejando una pesada herencia fiscal. La mitad de los fondos del cobre fueron dilapidados, y quedaba una sensación básica de mucha corrupción. La gestión social y general fue francamente mediocre, no había controles apropiados, mala coordinación, malas directivas públicas.

Empresas como ENAP fueron masacradas, llegando ésta a perder US$ 1.000 millones en un año, además de haberle inyectado US$ 250 millones de capital. Recursos que debieron ir a políticas sociales. Una empresa que antes aportaba al fisco, ahora succionaba recursos. Codelco perdió competitividad y también fue necesario inyectarle recursos de capital. EFE fue sólo otro ejemplo de mala gestión. Para qué hablamos del Transantiago, una onerosa herida que heredan futuras generaciones que deberán financiar y además con un servicio mediocre. La crisis hospitalaria fue permanente y hasta hubo inauguración de uno con pacientes falsos. El Senabast en crisis permanente, como el Sename, Chiledeportes, Conadi, Onemi y tantas otras que se olvidan.

Durante el periodo de Bachelet, el desempleo fue muy alto, también la inflación, la productividad cayó sistemáticamente igual que la inversión. Las concesiones de cárceles y hospitales fueron un fracaso, y las de obras públicas simplemente detenidas. No hubo progreso alguno en educación, donde ella había prometido “la más grande revolución en educación”. Nada. En seguridad pública los indicadores empeoraron.

Sí hubo una mejor política de vivienda, salas cuna, y en las pensiones solidarias. Pero estos logros fueron opacados por los muchos desaciertos. Sus promesas de paridad de géneros no la cumplió, menos la de no repetirse el plato, que ahora es una paradoja. En salud, terminó su gobierno con unas 400.000 personas en colas AUGE simplemente por mala gestión. Su ministra de educación fue destituida por mala gestión administrativa. Su permanente apoyo a Chávez fue bochornosamente abierto por el embajador Huepe.

Sus voceros eran simplemente odiosos y descalificadores, en la vieja usanza de la UP y la generación de odio. Ella misma puso frases destempladas para su oposición, sosteniendo que ésta no se atrevía a mirar a sus hijos a la cara, o que la derecha temblaba cuando la izquierda salía a la calle. Nombró un “gerente del aire” para Santiago que se lo tragó el aire. Nombró un “zar antiburocracia” que nunca hizo el trabajo y apareció después como jefe de gabinete de un ministro. Se demoró un año en nombrar un contralor; insólito. En Energía, básicamente no se hizo nada, salvo construir más de 40 centrales térmicas muy contaminantes, pero hablando públicamente del cuidado del medio ambiente.

En política no hubo reformas relevantes y la Concertación inició su camino al desierto. En su periodo hubo abandono de personas simbólicas de la Concertación como nunca; por ejemplo, Flores, Schaulsohn, Mulet, Zaldívar, Ominami, ME-O, Arrate, Sepúlveda y Navarro, entre otros. Ya sabemos que perdieron la presidencial previo a un estruendoso fracaso en la municipal de 2008. Ya nadie se acuerda de la mala implementación de los tribunales de familia, o las becas internacionales, o la incapacidad de presentar un proyecto concreto de alternativa al binominal, y tampoco fue capaz de hacer debidamente la reconstrucción del terremoto del norte. Además, aún están en la retina de los chilenos los videos de su actuación para el terremoto del 27-F. En fin, deberá dar explicaciones de todo esto antes de poder proponer nuevas ideas, y es difícil por lo tanto entender por qué querría repetirse el plato. Los estudiantes del 2011 la emplazaron ferozmente y aún esperan sus respuestas.

Sumado a sus serias incompetencias de gestión, aparece una nueva y compleja oposición, herida y destemplada, que agrupa ahora a la DC, PPD, PC, PRSD, IC, PRO, PS, PRI, MAS, que mantienen diferencias programáticas impresionantes y manadas de díscolos. Para tamaña discordia se requiere de un liderazgo que simplemente ella no tiene. Adicionalmente, con todas estas debilidades, debe enfrentar una primaria con Gómez, Velasco, Orrego, quizás un PC, y luego enfrentar a ME-O en la primera vuelta, al tiempo de ser emplazada por la Alianza. Ya vimos todos el increíble papelón que hizo Frei en la última elección. Deberá responder no sólo por lo que hizo mal, sino también por lo que no hizo como el posnatal de 6 meses, el fin del 7% a los jubilados, la baja del crédito estudiantil, etc. Podría quizás ganar, pero difícilmente gobernar.
No hay que olvidar que popularidad no es sinónimo de buen gobierno, y por eso vamos a decir que NO.
SM.
– – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – –

//

RIESGO Y DESAFÍO DE IMPORTAR MODELOS

por Edo Berríos Cerda @eberda
http://twitter.com/eberda
La economía siempre ha sido una disciplina global,aunque en sus estudios se trate muchas veces tópicamente. Hoy más que nunca la importancia y el interés social es económico por sus implicancias y determinaciones. La economía en su origen se postulaba como “economía política”, tanto en tratados como en su pedagogía, de allí que el problema subyace confundiendo a moros y cristianos, especialmente en tiempos de crisis.
La economía social de mercado que vino a revitalizar y dar reenfoques al capitalismo se impuso hace mucho rato por sobre el socialismo planificado y los defectos o críticas que hoy se le hacen de parte de politicos decimonónicos, estatistas y algunos mal llamados progresistas, se olvidan que como toda teoría de ciencia social la Economía será siempre imperfecta.
Chile en los últimos 50 años ha sido un gran laboratorio para estudiosos de estas disciplinas. Por fortuna, las fiestas o las farras (que por estas latitudes sólo podríamos denominar “farritas”, o sea chiquitas comparadas con la griega y/u otras que prefiero omitir señalar) no han alcanzado a comprometer el futuro ni la estabilidad para el desarrollo que ya vislumbramos.
El desafío que enfrentamos países exitosos como Chile son los aspectos regulatorios y que propendan a fortalecer la libertad de los mercados locales y la mejora distributiva. Lograr estructurar adecuadamente estos aspectos, pareciera ser una de las cuestiones principales que en políticas públicas debemos trabajar; por supuesto, aprendiendo y adaptando tópicos sobre el llamado (o mal llamado) “estado de bienestar”, pero que si en el modelo nórdico ha funcionado, en la compleja disciplina social y cultura individualista latino y chilensis particularmente, tiene mas compleja solución y aún no bien encontrada.
Comentando el artículo de > ¡Viva el capitalismo nórdico! por el ministro de comercio finlandés Alex Stubb @alexstubb
Traducción de Marta Salazar @MartaSalazar en Planisferio -> http://www.elplanisferio.blogspot.com http://doo.ly/2bav