Crisis Bolivariana, el Inepto, la Corrupción y la Dictadura

El socialismo del siglo XXI tiene un nueva víctima, Venezuela. El país está sumido en un profunda crisis. Esto es producto a las aberrantes políticas públicas de Nicolás Maduro. Crisis que lejos de estabilizarse se ha profundizado con una sociedad y economía en caos.

No fue suficiente para Maduro liquidar la economía Venezolana y depreciar el Bolívar en más de un 90%, ahora tiene a los ciudadanos, prácticamente, sin acceso a la compra de bienes básicos, con quizás la política monetaria más irracional y populista de la historia. Una crisis social por desabastecimiento que tiene al pueblo en la calle, en eternas filas sin lograr conseguir acceso ahora al cambio de un billete. La idea sacar de circulación el billete de 100 Bolívares, en pocos días por “ilegal”, y que es hasta el 70% aprox. de la masa monetaria, ha resultado demencial, porque el banco central no entrega sustituto sino depósito. Hacer algo así sólo podría hacerlo un inepto.

Venezuela colapsó.

Hay saqueos, muertos y la oposición pide la renuncia inmediata de Maduro. Este personaje perverso, quien jamás debió haber llegado al poder, se niega hoy ir a elecciones polarizando más a su país, en un caos provocado por su propia responsabilidad.

Maduro se cree un planificador central dándose el lujo de limitar las libertades individuales, eliminar la propiedad y asumir que es capaz él como Estado, de tomar mejores decisiones de los ciudadanos, llamándolo progreso.

Este es el progreso de la miseria en siglo XXI.

Paradojicamente en nuestro país este modelo tiene seguidores como Navarro, Tellier, Vallejos y compañía. Yo los invitaría a pasar la Navidad a este paraíso. Ahora que defiendan el modelo que tanto admiran. ¿ Por qué no hacerla extensiva a su vida cotidiana ?

Para quienes somos defensores de la libertad individual, de la propiedad (pensamiento, cuerpo y bienes) y de un marco institucional que garantice la igualdad ante la ley, como así también el respeto irrectricto al plan vital del otro, encontramos aberrante la figura de Maduro, y hacia donde a llevado a Venezuela. Esta es la fatal arrogancia del socialismo como citaba Hayek, creerse capaz de controlar toda la economía a través de la ingeniería social.

Y es el momento de llamar a la reflexión para que los chilenos sigamos muy de cerca estos regímenes socialistas Latinoamericanos. Un nuevo gobierno como el actual de la Nueva Mayoría nos acercará peligrosamente al modelo Bolivariano.   Los socialistas ineptos abundan en América Latina, y Venezuela no tiene el monopolio, aquí hay varios que quieren llevar nuevamente a Chile por ese rumbo.

El único camino que hará volver a Chile por vía correcta será un gobierno que respete las libertades, que estimule la inversión y el ahorro, que genere expectativas positivas factibles, que promueva la competencia en el mercado y el libre emprendimiento. Y ese sello hoy en Chile, solo lo posee un gobierno de centro derecha.

José Fco. Cuevas Vila
Ingeniero Comercial UNAB
Magister en Economía UNAB-IEDE
Cursando Master en Pol.Económica SMC

Anuncios

EMBAUCAMIENTO, SEGREGACIÓN o DEMAGOGIA . . .FUNDAMENTOS de la REFORMA

. . . por eberda

       @eberda

@eberda

Hace algún tiempo rescaté, para mis reflexiones, un acertado vocablo que leí de @MonicaMullor (..embaucamiento..) utilizándolo para referirse a muchas actuaciones en la política chilena, en especial provenientes del mundo de la concertación, que tan implacablemente hizo oposición al pasado gobierno del presidente Piñera.
Hoy me congratulo de haber detectado el valor de tal observación, porque las conductas se van repitiendo y constituyen modus operandis en la construcción política actual del mismo conglomerado que hoy gobierna, mal aggiornado, sordo y equivocado.

La reciente columna reproducida al final de ésta, es buen ejemplo para una materia de crucial significación socio política y del desarrollo de nuestro país; donde la continuidad y mantención de la paz social irrenunciable que necesitamos tener en Chile, nos convoque a acuerdos so pena de reingresar a un nuevo torbellino de inseguridades y anarquías.

Conceptualizar y analizar en detalle la acción pública es lo serio y sustancial a un mejor diagnóstico de la realidad, también es base del mejoramiento de los problemas que aquejan a nuestra educación y su financiamiento; y es donde se cruzan visiones ideológicas, intereses económicos y técnicos y labor docente, por ello rescato lo expuesto por Andrés @allamand con sus opiniones en EM. Es una expresión de búsqueda de la libertad, rectora de una visión de sociedad deseable construir en democracia y es un notable cometido político, que hoy es desoído en el país.
Rejas de la casa grande Se ha dicho que el hombre es libre si sólo tiene que obedecer las leyes y no a las personas.  De tal premisa ha nacido en parte la importancia del Estado de Derecho en la visión liberal, y es una gran fórmula; sin embargo, también es un vago ideal. Entonces buscar una solución a la idea de que no existe límite para el poder del legislador, porque ello sería una derivada de la soberanía popular y el gobierno democrático, también nos conduce a una falacia de libertad, y al final de las aspiraciones del pueblo.
No todos embaucan, no todos somos incautos, no todos en la política son demagogos, . . . eso sí muchos podemos equivocarnos, ha llegado la hora de reflexionar. La sordera ideológica de las formas y los resquicios tuvo su tiempo, que algunas de las actuales generaciones conocimos y quedan duros recuerdos.
Edo. Berríos Cerda
– – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – –
. . . columna del senador A. Allamand en El Mercurio
El centro de estudios Espacio Público señala acertadamente que uno de los desafíos de nuestro sistema escolar es reducir la alta segregación. Sin embargo, a la hora de explicar tal fenómeno, su diagnóstico es, a la vez, correcto y equivocado.
Es correcto cuando señala que el incumplimiento de la ley en cuanto a la prohibición de seleccionar hasta sexto grado no se cumple ni se fiscaliza. La ley es clara: “En ningún caso se podrá considerar en cada uno de estos cursos el rendimiento escolar pasado o potencial del postulante. Asimismo, en dichos procesos no será requisito la presentación de antecedentes socioeconómicos de la familia del postulante”. Y es equivocado cuando sindica al Financiamiento Compartido (FC) como gran responsable de la segregación.
¿Qué dice la evidencia? De acuerdo con la base de datos del Mineduc, al año 2014, solo el 36,1% de los establecimientos particulares subvencionados tenían FC. ¿Y cuánto representa esa cifra sobre el total de colegios? Un 19,8%. Chile tiene 364 comunas, y en 73 de ellas no hay establecimientos particulares subvencionados. A su vez, en 184 comunas no hay establecimientos que reciban FC. Por ende, solo en 180 comunas hay establecimientos que reciben aportes de los padres y apoderados.
¿A cuánto ascienden tales aportes? En el 44,5% de los casos a menos de $10.025 y en la mitad de ellos, a menos de $5.000. En el 65,7% a menos de $20.055, y en el 87,5% a menos de $40.110. El 12,5% restante cobra entre $40.110 y $80.220 y el porcentaje que se acerca al máximo permitido es no mayor al 1%.
Es efectivo que a la educación estatal municipal asisten niños de familias con un ingreso inferior a los que concurren a la educación particular subvencionada, pero es igualmente cierto que el FC es un factor marginal en tal brecha.
En cualquier caso, el FC puede ser, a diferencia de lo que piensa Espacio Público, un eficaz factor de integración escolar. Para ello bastaría aplicar la norma legal que exige a los establecimientos adscritos al sistema incorporar un 15% de alumnos vulnerables a los mismos (norma que tampoco se cumple mediante un resquicio legal) y hacer obligatoria la subvención escolar preferencial (que impide cobrar a los alumnos que la reciben).
El FC, en un contexto como el señalado, puede, además de lo expuesto, generar un compromiso mayor de los padres con la educación de sus hijos, impulsar la calidad y, sobre todo, hacer posible la diversidad de proyectos educativos, un factor que habitualmente se ignora pero que es el que hace efectiva la libertad de enseñanza. Pero no solo eso: Aun los más enconados adversarios ideológicos del FC (muchos de los cuales son “conversos” que lo apoyaron hasta hace poco) coinciden en que para suprimirlo el Estado debe “compensar” los aportes de los padres. ¿Quién entiende la lógica? Prohibir los aportes voluntarios para reemplazarlos por recursos públicos que debieran destinarse a prioridades acuciantes como las que existen en la educación parvularia y técnico-profesional.
Eyepen_550 petit  En la argumentación de Espacio Público se advierte un claro sesgo antieducación particular subvencionada, una de cuyas expresiones es el rechazo al FC. Es otra ola de la marea ideológica que algunos quisieran instalar como núcleo del debate educacional. En todo caso, lo que la ideología no explica es por qué un sistema que supuestamente “segrega”, “selecciona”, “descrema”, “expulsa arbitrariamente” y además cobra, es consistentemente preferido por la mayoría de los padres y apoderados.
Ciertamente la reconocida seriedad de los académicos de Espacio Público debiera llevarlos a rechazar la simplista y descalificatoria explicación del ministro Eyzaguirre que considera que ello se debe a sostenedores que “embaucan” a familias “incautas”.

http://www.elmercurio.com/blogs/2014/05/15/21852/Segregacion-y-financiamiento-compartido-Disparo-equivocado.aspx

 

Prueba al Islam del Nilo . . . 33ºC a la sombra . . .

. . .  por  eberda . . .

 Cualquier occidental de mi generación y de varias siguientes, creció conociendo en el cine y la TV las historias de la reina Cleopatra o las de Tutankamón -el faraón de la máscara de oro- o de Ahkenatón, el monoteísta revolucionario; en fin, son más de 3000 años que nos separan de una larga e increíble cultura a lo largo del Nilo, donde desde persas, shiitas, macedonios y griegos, romanos o beduinos, y otros europeos que pasaron o llegaron, conquistaron o dejaron parte de su impronta y cultura en testimonios, construcciones y arte, que hoy seguimos admirando como el otrora baluarte de la civilización.

Morsi_OUT_politica_Pza_Tahrir_Egipto_20130703_0095_6 Sin duda, los más jóvenes debieran recorrer su historia para una mejor comprensión -a los 85 años de vida- desde que en esa nación africana se estableciera como base una república moderna, soportada en un Estado multicultural-religioso, declarada árabe transcontinental, con ascendiente del Islam y un ejército garante de su constitución y sus estamentos políticos.

 Así es como Egipto nace desde el siglo XIX al XX, luego de 80 inestables y azarosos años (1802 -85) de control y dominios francés y británico, constituyéndose en protectorado de la Inglaterra imperial (1922 ) y digamoslo objetivamente -sólo desde que deja de serlo- recién puede ser considerado un estado fuerte, con ciertas autonomías, donde hoy requiere crecimiento y desarrollo para más de 84 millones de personas.

 Parte de su institucionalidad la creó Mohammed Ali Pasha al marcar al Estado egipcio moderno con la creación de un ejército al estilo europeo, como parte central del proyecto de nación. También fue un hito el derrocamiento de su bisnieto en 1952 por oficiales jóvenes del ejército, y pronto Nasser, Sadat y Mubarak crean este estado semi-presidencial sobre fuerzas armadas con voz y poder de decisión política, como una especie de soporte funcional permanente de constitucionalidad.

  En su historia salpicada de garantes militares, que al final no pueden lidiar con éxito contra vecinos como Israel en la guerra de los Seis Días (1967), no obstante haber obtenido Nasser la titularidad del canal de Suez (1956), es quizás sólo la paz negociada por Sadat (1978) que restablece en parte las ideas de la nación concebida. Así que tiene sentido señalar al primer levantamiento contra el gobierno islamista de ese Egipto nacido en 1928, como el inicio político real de sus sectores o partidos nacionales propios.

Tahrir Square, Cairo jul 07,2013

Tahrir Square, Cairo jul 07,2013

 Después de 85 años de lo establecido por el legado de Mohammed, el actual movimiento contra un gobierno islamista, recién hace días atrás -el derrocamiento de Morsi de la Hermandad Musulmana- es el hecho político históricamente más trascendente. Aunque algunos medios extranjeros sean críticos con la intervención del ejército en los eventos del 3 de Julio, la participación del pueblo en la Plaza Tahrir y otras lugares, los 33ºC grados a la sombra, los cánticos de enojo contra el Presidente Morsi, los sonidos de cornetas al mediodía y los fuegos artificiales y show de rayos laser hacia la noche, marcaron la voluntad popular expresada en cientos de miles de egipcios vociferantes, que observan como conductas islamistas, en el quehacer de las políticas públicas, pueden resultar poco adecuadas a los equilibrios de un Egipto moderno transcontinental, manteniendo en un mal pie como nación a una sociedad llena de demandas económico sociales.

Hechos innegables de administración y política que intensificaron un Estado, donde su economía ha llegado a mantener hasta por sobre un trece por ciento la cesantía reconocida, controles de precios y desabastecimiento en muchos productos, contantes pérdidas y caídas en el suministro energético, y una inflación por más de 20%, constituyen motivaciones para explicar algo de lo que ocurre socialmente.

 Quizás más que ello, sólo necesitan de un gobierno más eficiente para adaptarse a las condiciones del mundo globalizado, y peor que no está observando ni actuando frente a la crisis económica que afecta a la mayoría de los países, en especial a Europa.

 Lo de Hosni Mubarack considerado un golpe de estado, ni siquiera alcanzó a ello, fue un golpe de Palacio, o sea como una escaramuza de espumita en una real revuelta popular.  A los generales de los días de Mubarak, les sacaron de las Oficinas, pero han conservado muchos la mayor parte de las instituciones del estado. Lo ocurrido entonces no fue un movimiento efectivo de ideas, y el ejército ejerció su rol teórico contemplado constitucionalmente.

 Ahora ha sido diferente, y en caso alguno debiera confundirse con un golpe de militares ambiciosos, por lo que nada indica que en esta ocasión se haya eclipsado el orden constitucional de la república para la idiosincracia egipcia. En todo caso, es una interesante circunstancia histórica, política y sociológica que amerita ser seguida las próximas semanas y meses.

Cairo, Egypt, Morsi is overthrown July 2013

Cairo, Egypt, Morsi is overthrown July 2013

 Ojalá los elementos de guerra civil yacentes en Egipto, no se sobrepongan a una solución pacífica y el gobierno temporal del Pdte del Tribunal Constitucional tenga capacidad para convocar a la cordura, mientras ordena y apacigua ánimos para nuevas elecciones.  Lo anterior, enmarcado en los temas religiosos inherentes a su multiculturalismo, su estratégica posición geopolítica que la hace presa de su propia política exterior, tanto como de los intereses de otras potencias, y sin duda de la opción y resultados que programas y labor educativa logren moldear en las nuevas juventudes, frente a una democracia buscada, a su autoritarismo fundacional,  y a una sociedad libre participante.

Edo.  Berríos Cerda
ing de minas /economista

//

LAS ASOCIACIONES MINERAS, EL ROL DEL GREMIO Y LA CONFUSIÓN DEL ESTADO

ing. Hernan Urquieta

ing Hernan Urquieta

La semana pasada la histórica Asociación Minera de Andacollo, reeligió a su presidente, el ingeniero de minas Hernán Urquieta Riveros, por un nuevo período. Representante carísmático del emprendimiento minero, nos comentaba entre sus socios -pequeños empresarios- y, también con sus colegas -al recibir un premio reconocimiento a su extenso trabajo profesional- cómo esa actividad por generaciones ha enseñado en Chile la capacidad de resiliencia, la voluntad de trabajo y encanto de los sueños. Y como decía, porque la búsqueda de la riqueza en las profundidades de la tierra tiene ese relato de desafío a la naturaleza, el riesgo del oficio y la necesidad del profesionalismo minero, que por décadas ha hecho de este trabajo una palanca del desarrollo económico nacional.

A menos de un año que concluya la actual administración, identificada con el emprendimiento, la libertad y la preocupación por el trabajo, una gran mayoría de quienes representan y trabajan directamente en actividades del gremio se preguntan si se han equivocado, o cuál es la aparente confusión que resulta de observar los distintos status de desarrollo en la minería y las perspectivas futuras cercanas. En efecto, si para las grandes compañías ha sido un lapso de gran expansión por la creciente demanda de metales, fortaleza en los precios y desarrollo de la industria;  para otros la actividad minera común que les ocupa, y que es su modo de vida ancestral o profesional, les muestra paradójicas ausencias, abusivas asimetrías en lo normativo y un olvido político para quienes en los más recónditos rincones del territorio, son el alma y actividad de cientos de comunidades, en especial, del norte y centro de Chile.

The many faces of Chilean mining

The many faces of Chilean mining

Después de la epopeya de los 33, es como si las faenas de las pequeñas mineras -que dan trabajo a varios miles de familias- se hubiesen broceado. Y así las ricas vetas productoras de trabajo, entusiasmo y riqueza, volviéndose estériles han comenzado una peligrosa involución, que incluso complica la continuidad técnico-económica de algunos macro proyectos y otros de mediana minería, haciendo también mas complejo parte del desarrollo de ciertas regiones y un freno a las perspectivas globales del país. Pareciera ser que parte de los actores no han comprendido su responsabilidad, las grandes compañías con dificultad para conversar desarrollos sostenidos concensuados con sus comunidades cercanas y, en otros casos, con parte de sus trabajadores; las medianas un poco obnubiladas con el crecimiento, entre empresas familiares sin conducción corporativa o limitado desarrollo de ingeniería dura que apoyen sus factibilidades y las pequeñas, sin políticas públicas serias, desarrolladas en un marco de pobres competencias profesionales especializadas, limitaciones de capital y falta de capacidad para abordar desarrollo y fomento minero, donde al Estado y sus instituciones, le ha faltado voluntad y convicción de promoción al sector, dejándolos a su suerte.

Patricio Gatica_Edo Berríos

Patricio Gatica_Edo Berríos

Quizás se piense que representan pocos votos o es una actividad reemplazable.  Excepto algunos entusiasmos temporales que han aparecido, a poco andar es claro que permanece pendiente clarificar entre privados y públicos sus conceptos de visión y misión de los propios actores. Los mineros no tienen dudas de ello, y hoy no sólo los pequeños lo representan, a través de sus Asociaciones Gremiales, sino también los medianos han caído en cuenta de normas y legislación que hacen injustamente inviables algunos proyectos, les imponen cargos de una ley de cierres -espúrea en su génesis- y otras grandes empresas se han visto obligadas a paralizar proyectos en ejecución temprana.

Cuando los costos de la energía suben, los precios de los principales metales se prevee inestable, la falta de realismo y conocimiento de la industria y el sector le está pasando la cuenta a la actual administración, principalmente, por la falta de políticas públicas mineras que debieron desarrollar instancias profesionales y no administradores generales -aprendices de mineros- en tiempos de bonanza.

Mientras Codelco -la gran empresa del Estado- hace complejos sus costos y los inflexibiliza; Enami, creada en 1960 como instancia de refino, intermediación industrial, comercial y de fomento, se debate aún de cierta forma en conflicto vital para con su razón de ser, en un escenario de pujas de poder miserables en la perspectiva país.  O como otros Servicios públicos de la minería creen haber encontrado en la confección de un formulario casi mágico, la fuente objetiva de datos o la panacea burocrática. Todo lamentable herencia de soberbia de la autoridad sectorial.

El sector sigue requiriendo aún de esta instancia estatal, porque los modelos de negocios y empresas de pequeña y mediana minería suponen capitales de riesgos, métodos de financiamiento especializados, fomento y desarrollo en contínuo, prospección y determinacion de reservas, tamaño, forma, geología y mineralogía de los yacimientos que las hacen diferente del resto de las actividades económicas, tanto por sus características de mercado, vulnerabilidad a los costos de la energía, como por la evolución global de la industria minera mundial. Estas son disciplinas de especialidad y no sólo de habilidades blandas para pseudo-administradores o economistas de gabinete.

Mientras la voluntad de proyección del rol de Enami en el tiempo, no se concrete en acciones prácticas de la función de Fomento para con el emprendimiento y el trabajo minero, en los segmentos pequeños y medianos de la industria en áreas locales, como en Coquimbo, Atacama, la V y VI región, y prevalezca sólo la rentabilidad en directrices de la institución, estaremos asistiendo al abandono del Estado para con una actividad ancestral y fundadora de la sociedad y la nación chilena.

¿O es que nuestro gobierno renunció al reconocimiento que la minería existe también en pymes y microempresarios? ¿O dejaremos que la industria sea sólo un estamento exclusivo para las grandes empresas extranjeras? Por el contrario, existen tanto razones técnicas de la minería, como de equidad en los mercados y el emprendimiento, para que una economía social de mercado no se omita de su cometido y desempeño activo en este sentido. La sociedad a través del Estado debe apoyar y promover miles de pequeñas minas y faenas que han sido, son y seguirán siendo aporte económico, fuentes de trabajo y de interés para muchas comunidades y pueblos chilenos.

3er_LAMPARAS_mina_Freirina_WEBPara avanzar con el desarrollo de la minería socialmente en el país, requerimos tener claridad conceptual en esta materia, el rol de los actores del sector, los representantes y los dirigentes de sus gremios y los trabajadores. La carencia de realismo y falta de convicción de quienes han ejercido poder en la autoridad sectorial, sumados a grados de soberbia en la gestión, persiguiendo políticas públicas equivocadas en minería, han sido causas del fracaso o las dificultades al enfrentar iniciativas legislativas y gubernamentales en los últimos años, y hoy aún son preocupación en las comunidades y potencial conflicto con quienes no se sienten ni escuchados, ni interpretados en sus aspiraciones.

Eduardo Berríos Cerda,  ingeniero
/ socio IIMCh / Asoc. Minera Andacollo //

//

Bachelet, primarias (?) y el tsunami . . la fórmula de una caída . . .

. . . descubriendo la columna de Pablo Portilla . . . desde mi terruño
No toda la política ni los hechos que van marcando las decisiones en Chile se hacen en Santiago, en este caso el puerto de Coquimbo fue testigo mudo de una señal importante, quizás de la fórmula que significará, en definitiva, la caída en picada de quién parecía en vuelo con alta pericia para planear, sin motores ni estructura aerodinámica. Por lo cual, el mérito de la evidencia de una menguada asistencia a su visita y la suma de eventos, que Pablo Portilla Vargas expone con muchísima claridad, han sido la guinda de un postre que aún no se sirve en las primarias ad portas.
Platos que probablemente no se servirán ni en La Serena ni el Coquimbo.
@eberda . . .
______________________
Hace pocos días estuvo de visita en la Región de Coquimbo la candidata presidencial del PS y el PPD, Michelle Bachelet. Como ha sido su costumbre desde marzo de 2010, cuando dejó la Presidencia de la República, atendió a la prensa con una mezcla de evasivas y frases hechas que significaban poco o nada. Lo confieso: como periodista que soy, trabajé varios años para distintos medios y siempre me indignó la costumbre de algunos políticos de contestar sólo lo que les acomoda y eludir lo que les incomoda. Sobre todo si se trata de políticos que aspiran a gobernarnos a todos.

Como era de esperarse, la conducta elusiva de la ex mandataria funcionó mientras ésta se hallaba en el extranjero y durante sus primeras semanas luego de retornar a Chile. Bachelet planeaba sobre la escena política, como una especie de figura metafísica, más allá del bien y el mal. Pero desde el momento en que tomó oficialmente la candidatura, ingresó a un terreno fangoso que la pone cada vez más incómoda, resquebrajando la imagen imbatible que antes proyectaba. Cuando muchos presagiaban que las primarias serían un desastre para la Alianza y un nuevo impulso para la Concertación –cuánto más luego de la caída de Laurence Golborne–, el fracaso rotundo del pacto de izquierda en elegir democráticamente sus postulantes al Congreso ha golpeado duro a su principal carta presidencial, poniendo de relieve dos de sus principales déficit: por un lado, el desorden y la permanencia de las viejas prácticas cupulares en los partidos que apoyan a la ex presidenta; por otro, su falta de liderazgo y voluntad para tomar decisiones.
bachelet_coquimbo
La repartición de los cupos parlamentarios en la izquierda ha devenido en grotesca teleserie, en la cual el papel principal lo juegan el Partido Socialista –del cual Bachelet es militante– y algunos de sus más cercanos adláteres: el diputado Osvaldo Andrade y el senador Camilo Escalona. Peor aun, la primaria presidencial de la Concertación ha perdido toda figuración e interés público, no sólo porque el resultado es completamente previsible, sino porque sus propios protagonistas han puesto en duda su validez, caso de Andrés Velasco y su “pataleta” y la traición de líderes de la DC, como Aldo Cornejo y Gabriel Silber, que se fotografían con Bachelet mientras abandonan a su candidato, Claudio Orrego.

Camilo Escalona

Camilo Escalona

Osvaldo Andrade

Osvaldo Andrade

La guinda de la torta llegó este jueves. La justicia denegó la petición de sobreseimiento de los principales imputados por la falta de una alerta de tsunami en la fatídica madrugada del 27 de febrero de 2010, que terminó con la muerte de 156 chilenos.

La solicitud de sobreseimiento buscaba exculpar a los cuatro implicados, entre ellos dos ex funcionarios de confianza de Bachelet, la ex directora de ONEMI, Carmen Fernández, y el ex subsecretario del Interior, Patricio Rosende. Ambos fueron representados por abogados fuertemente vinculados a la Concertación: Luciano Fouillioux (DC), ex subsecretario de Carabineros y ex director del Programa de Derechos Humanos del Ministerio del Interior; y Samuel Donoso, cercano al senador PPD, Guido Girardi.

Bachelet

Bachelet

No es posible afirmar, aunque sí sospechar, que el intento de exculpar a estos  personajes tuviese alguna finalidad política, para evitar que el proceso judicial se extendiera y perjudicara la campaña presidencial de Bachelet. Si fue así, el tiro salió por la culata. El juez Ponciano Sallés no sólo denegó la petición, sino que en su argumentación destruyó los argumentos de los cuatro inculpados. Todo frente a las cámaras y micrófonos de los medios de comunicación.

Y quedaba más: el juez aceptó a tramitación una nueva querella contra la propia Bachelet, como responsable máxima del Poder Ejecutivo y jefa superior de todos los funcionarios gubernamentales que tomaron parte en la tragedia. Se expone a ser llamada a declarar como querellada, ya no como testigo, y probablemente en una audiencia pública. O sea, si ya muchos compatriotas habían olvidado la tragedia del 27F y la incompetencia del gobierno de la época para afrontar ese gigantesco desastre natural, hoy lo recuerdan más y se indignan más.

Bachelet sigue ocupando portadas, pero ahora a raíz de situaciones conflictivas que la ponen a prueba como candidata y líder de su sector. Por el momento, continúa eludiendo los debates de fondo, sin responder a los periodistas, y dejando a su vocero la tarea de dar las explicaciones que ella misma parece incapaz de pronunciar.

Pablo Portilla, periodista.
@elobservatodo
ver link del artículo http://doo.ly/ea3v
//