Acerca de Edo Berríos Cerda

Ingeniero de minas, economista, profesor, provinciano de corazón y santiaguino por devoción; ex-ciclista apasionado, medio adicto al cine y propietario del website "https://eberda.wordpress.com" y del diario digital https://paper.li/eberda/1320349580

ARA SI, SI VOTAREM DE VERITAT . . . 53 dies i entrant en el terme

Destacado

. . por @eberda . .

Aunque hoy el conflicto independentista de Catalonya ha evolucionado, colocando una cabeza de playa en Bruselas -otro de los corazones europeos- un vídeo que vale la pena ver y escuchar atentamente, para hacerse opinión del procès que están viviendo los españoles y la UE, es este adjunto en el link, porque pivotea como sombra en varios países del mundo libre occidental en el cual acostumbramos a incluirnos las naciones latinoamericanas, y solo sea de modo aspiracional.
bit.ly/2hTSkz6

El orador, Josep Borrell quien hace trece años [20 julio 2004] se convirtió en presidente del Parlamento Europeo; en su discurso se reconoció catalán, español y europeo. Recordó a los eurodiputados que venía de un país que había sido una dictadura pero que se había convertido en un país libre, democrático y descentralizado. El también exministro y secretario de Estado en los gobiernos de Felipe González cuenta que al volver a su casa, en el pirineo catalán, se encontró en una vieja masía una pintada : “Aquí només som catalans” (Aquí sólo somos catalanes).

A Borrell muchos lo han visto siempre como un catalán (oriundo de Pobla de Segur, Lleida, 1947) en Madrid y como un español en Cataluña. Para él, referente indiscutible del PSC y fugaz candidato a la presidencia de España por su partido, es una suerte poder vivir identidades múltiples en un mundo global.

Hoy en la era de la posverdad y las redes sociales, Borrell reconoce que se es parte activa de una “guerra de propaganda”. Es ahí donde, según él, el independentismo se ha movido mejor que nadie, recurriendo a ese 15 o 20% de catalanes que sólo se sienten catalanes para, a base de mentiras, sumar al elemento identitario reivindicaciones económicas e incluso democráticas hasta hacer triunfar su relato.
El profesor Borrell lo ha combatido con datos y razones, como los contenidos en los libros “Los cuentos y las cuentas del independentismo”, junto a Joan Llorach, o en el reciente editado coral “Escucha Cataluña, escucha España”. Pero Borrell ha traspasado el umbral de la mera argumentación para conquistar también el terreno de la persuasión y los sentimientos, incluyendo breves incursiones en redes sociales de whatsapp y facebook que circulan saltando en las nubes. Por ello el video [arriba] que les invito a ver, es a mi juicio culminación magistral de su talante. Y se entiende el entusiasmo que genera en muchos jóvenes, ya sea en las bases de su partido, donde ha apoyado a Pedro Sánchez o en sectores independientes. Otras opiniones lo ven una especie de Bernie Sanders español, que se resiste por edad a dar una nueva batalla, pero que siempre la acaba dando. Quizás esta sea la definitiva.

Refiriéndose sobre el acuerdo de aplicación del art. 155 de la Constitución decidida el viernes 27 por Mariano Rajoy y su visión sobre las elecciones el próximo 21 de diciembre, señaló : “Es la respuesta adecuada, y cuanto menos dure la aplicación del artículo 155, mejor.” . . “dar la voz a los ciudadanos, son los que tienen que hablar, son los que tienen que expresarse. Y todos los ciudadanos, no sólo unos pocos“, creo que ha sido una reafirmación que su respuesta es correcta.
El profesor no cree que las elecciones solucionarán per se el problema del independentismo creado, porque ninguna solución suele ser sencilla. Y lo dice de modo bello tanto como dramático “no hay un bálsamo de Fierabrás que lo cure todo de repente. La sociedad catalana está dividida, fracturada en su seno. Y arreglar el problema llevará años, pero hay que poner las bases ahora mismo. No es alternativa permitir la expresión de algunos ciudadanos exigir garantías democráticas y procedimentales.”

Explicar bien las alternativas será el desafío que se presenta en esta breve etapa previa a las elecciones, y no es razonable cuestionar posibles resultados anticipados para cualquiera de las partes. O sea, como señaló el mismo, que sean los ciudadanos los que valoren y escojan . . “no se puede estar en contra de todo todo el tiempo.”
Josep Borrell cuenta que sintió mucha pena al ver la sesión del Parlament y la declaración de independencia DUI por televisión . . “fue la expresión viva de la fractura de la sociedad.”

Aquí les dejo su intervención y discurso en el Paseo de Gracia, en la multitudinaria manifestación de apoyo a la aplicación de las normas constitucionales del Art.155, la normalización del procès y la convocatoria legal que el premier Mariano Rajoy hizo con acuerdo del Senado español.

Lo aprecio como una joyita de oratoria, de claridad política y habilidad retórica, casi perdida en estos tiempos de 140 caracteres o de pobreza intelectual, como también parece ser, una ausencia en el quehacer de la política latinoamericana.

Anuncios

CHILE y su ESTADO basura . . . mera coincidencia

. . . por eberda . . .
La obligación de prestar seguridad a los ciudadanos es del Estado. Esta misión normada no es una opción ni una tarea pública subsidiaria, es una responsabilidad de origen. Hoy es muy pertinente recordar y puntualizarlo, precisamente, cuando parte del territorio de la nación es asolado una y otra vez, por acciones terroristas de bandas armadas que asesinan personas pacíficas (caso de Luchsinger-Mackay en Vilcún), queman sus hogares, los enseres y equipos de trabajo, iglesias y cualquier instalación que consideren parte del establishment de nuestra sociedad. Lo último ha sido un ataque masivo a flotas de camiones en sus recintos cerrados de aparcaderos, como ocurrió hace un par de días en el atentado incendiario a 29 camiones en San José de la Mariquina, en el Sur de Chile.

Todas las acciones de violencia terrorista ha tenido como reacción de las autoridades del Estado, la misma recurrente expresión : “condenamos de manera tajante estas acciones y nos querellaremos contra todos quienes resulten responsables de estos actos de delincuentes y violentistas“.

Con esta retórica falaz, rara vez tiene resultado efectivo identificar a los criminales terroristas, porque las policías inhibidas de ejercer fuerza en su cometido por los gobiernos, terminan en los hechos con la autoridad política RENUNCIANDO definitivamente a cumplir la OBLIGACIÓN que le impone la Constitución.

La argucia política de inconfesables intereses ideológicos atenta con las bases mismas de la nación y sociedad chilena, generando primero un desánimo en los organismos de seguridad del Estado, los cuales se omiten de arriesgar mas allá de la formalidad mínima de sus trabajos, al verse usando balines de goma frente a terroristas armados, o cuando constatan que el sistema de justicia y los tribunales liberan a cualquier detenido por estos actos; y en seguida una desesperación de la población que sufre atentados, donde unos optan por armarse, buscando la defensa propia ante el crimen y el terror de la violencia o definitivamente abandonan las actividades de producción e incluso emigran de la región. En ambas situaciones los actores sociales asumen una condición de sobrevivencia atroz, una vida sin expectativas, indigna de una república con supuesto estado de derecho. En su país no se les garantiza el mínimo de condición para desarrollarse y trabajar en paz, por el contrario, viven la vergüenza oculta de considerarse ciudadanos de segunda categoría coaccionados por un Estado, incapaz, indolente o cómplice. Sin duda, para ellos Chile tiene un Estado basura.

Por esto les invito a leer el siguiente artículo de la prensa española La Gaceta, donde de un modo mas sofisticado acontece un conflicto de interés político de características semejantes, que es pertinente para los chilenos y debe ayudarnos a reflexionar, hacia donde se encamina el actuar de autoridades y políticos inescrupulosos, y a lo que puede llegar el terrorismo, si dejamos que esto continúe.
EBC.


España, Estado basura . . . [ por José Javier Esparza ]

La existencia del Estado se justifica por dos cosas muy estrechamente relacionadas. La primera es su capacidad para imponer una autoridad comúnmente reconocida como legítima; si no es capaz de imponer esa autoridad, entonces ese Estado se quiebra. La segunda es su capacidad para proteger a los ciudadanos, que es la sustancia material de la legitimidad; si el Estado no es capaz de dar protección, entonces su legitimidad se desvanece en una mera nube retórica. Hoy, en España, el Estado se ha desmoronado en los dos aspectos. Los sucesos de Barcelona, desde el atentado del 17 de agosto hasta la manifestación del día 26, han puesto de manifiesto que el Estado no es capaz de proteger ni de imponer su autoridad.

Empecemos por el principio: los atentados, sus causas y sus consecuencias. El discurso institucional se ha aplicado a propalar que un ataque así es inevitable, que la seguridad en España es excelente y que las diversas policías del Estado han dado un supremo ejemplo de colaboración. Pues bien, todo eso es simplemente falso. La retórica oficial insiste machaconamente en el eslogan de la “unidad contra el terrorismo” y trata de eludir cualquier crítica a la actuación de las fuerzas de seguridad, como si el examen de la acción policial fuera una censura personal a los agentes. De esta manera se veta el análisis objetivo y se impone un tono emocional donde toda racionalidad queda proscrita. Pero en realidad semejante argucia retórica no tiene por objeto proteger a los agentes ni, aún menos, a la sociedad, sino eximir de responsabilidad a los políticos que dirigen la seguridad nacional. Ellos saben bien que su legitimidad queda reducida al mínimo si se pone en cuestión su capacidad para proteger a los ciudadanos.

Terrorismo :  . . .  el poder tambien es responsable.

Es necesario insistir en este punto, crucial, para calibrar adecuadamente la crisis de nuestro Estado. El poder, por definición, se justifica por su capacidad para dar protección. Un poder que se manifiesta incapaz de proteger a sus ciudadanos pierde necesariamente toda legitimidad (Schmitt). Los ciudadanos entregamos al Estado el monopolio legal de la violencia (Weber) para que nos proteja; si no es capaz de hacerlo, entonces no tiene derecho a poseer tal monopolio. Los servidores públicos merecen todo nuestro respeto y apoyo, pero no carecen de responsabilidad, en el sentido literal del término: han de responder de lo que hacen con ese poder que les hemos entregado. Conviene recordar todas estas cosas, que son el abecé de la política, para poner un poco de racionalidad en el coro de fervorines emocionales tras el que el poder oculta sus insuficiencias.

Si un poder local decide estimular la inmigración musulmana por motivos étnicos para “desespañolizar”, como ha hecho desde hace años el gobierno autónomo catalán, sin prevenir las posibles consecuencias negativas de esa política, entonces ese poder local es responsable.

Si un juez decide revocar una orden de expulsión contra un delincuente, como hizo el magistrado De la Rubia con el imán Abdelbaki es Satty, y después ese delincuente vuelve a delinquir, entonces ese juez es responsable.

Si un municipio recibe la instrucción de colocar obstáculos en la vía pública para dificultar atentados con vehículos-ariete, pero el tal municipio se llama a andanas, como ha hecho la alcaldesa Colau en Barcelona, entonces ese Ayuntamiento es responsable.

Si unos terroristas ocupan ilegalmente una casa ajena y nadie les molesta lo más mínimo por el allanamiento, como ha ocurrido con el chalé de Alcanar que servía de base a los terroristas, entonces las autoridades que han de proteger la propiedad son responsables.

Si un cuerpo de policía recibe el aviso de que cierto imán es peligroso y resuelve hacer oídos sordos, como hicieron los Mossos con el aviso belga acerca de Abdelbaki es Satty, entonces ese cuerpo de policía es responsable.

Si una jueza sospecha que una explosión puede esconder actividades terroristas pero un cuerpo de policía la disuade de investigar, como hicieron los Mossos con la sugerencia de la juez Sonia Nuez tras la explosión de Alcanar (“señoría, no exagere”), entonces ese cuerpo de policía es responsable.

Si hay cargos públicos que se ganan la vida como abogados de yihadistas, cual ocurre con relevantes miembros de la CUP y de Podemos en Cataluña, entonces esos cargos públicos son responsables.

Añadamos algo más, porque aquí nadie se libra de la quema: si un Gobierno que posee las competencias exclusivas en materia de seguridad pública, y más en un asunto como el terrorismo (tal es el caso del Gobierno de España), decide delegar esas funciones en otra instancia que se manifiesta ineficaz, entonces ese Gobierno también es responsable.

Los atentados de Cataluña habrían sido imposibles sin la descabellada política de inmigración de la Generalidad, sin la llamativa indulgencia de un juez concreto, sin el activismo pro islamista de relevantes cargos públicos de la izquierda catalana, sin la negligencia del Ayuntamiento de Barcelona en materia de seguridad, sin la ensoberbecida actitud de la policía autonómica catalana en materia terrorista, sin la renuncia del Gobierno de España a mantener bajo su control la seguridad pública en Cataluña. En términos racionales, lo lógico sería esperar dimisiones, rectificaciones, explicaciones públicas. Pero no, al revés: lo que hemos visto es un sorprendente cierre de filas de la clase política y los medios del sistema en torno a quienes tienen la responsabilidad directa de la gestión. Dicho de otro modo: la democracia española consiste en que el poder falla y el pueblo debe aplaudir. Porque, si no aplaudes, no eres “demócrata”.

La vergüenza nacional

El aplauso por antonomasia era el que el poder debía tributarse a sí mismo en Barcelona el sábado 26 de agosto, en la manifestación “por la unidad” contra el terrorismo. Operación clásica de legitimación de la autoridad por aclamación. Y bien, aquí es donde el Estado que nos aflige ha llegado al extremo de la humillación última, de la suprema vergüenza. Va a quedar para la Historia esa imagen del jefe del Estado y del jefe del Gobierno componiendo gesto de circunstancias bajo una marea de banderas separatistas, de gargantas aullando improperios contra el Estado y contra el Gobierno, de una muchedumbre a sueldo (público) hostigando a los representantes del poder nacional (público) bajo la bendición de otro poder regional (no menos público). Un poder regional en abierto proceso de rebelión se permite el lujo de utilizar una masacre para reivindicarse frente a un poder nacional en plena quiebra. ¿Pero de verdad no os dais cuenta de lo que está pasando? ¿Cómo va a ser Estado alguno capaz de proteger a sus ciudadanos frente al terror cuando es incapaz de imponer su autoridad en el interior de sus propias estructuras?

Las afrentas de algunos no las hemos escuchado”, dijo muy digno el presidente Rajoy. Oh, sí: flagelemos al enemigo con el látigo de nuestra indiferencia. Si una potencia extranjera invade mañana el territorio nacional, hagamos lo mismo: ignorémosla desdeñosos, para que el invasor sufra. Hay pocas cosas más patéticas que la cobardía disfrazada de altanería. Pero sobre todo: un jefe de Gobierno no tiene derecho a moverse por el mundo con ese aire de doncella ofendida. No tiene derecho porque ese hombre no es Mariano Rajoy Brey, registrador de la propiedad en excedencia, sino un presidente de Gobierno que representa a millones de ciudadanos, todos y cada uno de los cuales exigen y esperan que ese señor defienda su dignidad colectiva, porque para eso le pagan. Si un presidente del Gobierno no es capaz de entender eso, si no tiene el aliento suficiente para imponer la autoridad del Estado, entonces debe dimitir. Vale lo mismo, por cierto, para el rey Felipe, cuya única función en la vida consiste en encarnar materialmente la unidad nacional y cuya existencia pública no tiene otra justificación que asegurar la continuidad histórica de España a través de una determinada forma de Estado. Ese señor tan alto y distinguido no es Felipe de Borbón y Grecia, esposo de la señora Ortiz Rocasolano y rico por su casa, sino una Corona que representa a millones de españoles de ayer, hoy y mañana. Si el rey tampoco es capaz de hacer valer su calidad pública, entonces más le valdría abdicar. El peso de la púrpura consiste precisamente en eso. Si vuestras espaldas flaquean, dejad la púrpura a otros.

Volvamos a la racionalidad política. Ha habido dieciséis muertos y varias decenas de heridos. Podía haber sido mucho peor, y si la catástrofe no se ha multiplicado no ha sido por mérito de las fuerzas de seguridad, sino por errores de los criminales. Todo eso ha sucedido en una región formalmente declarada en rebeldía que ha cometido gravísimos errores en la gestión de la seguridad pública, ante la pasividad de un Estado que tampoco ha cumplido adecuadamente sus funciones y que después se ha dejado escupir por los separatistas. Los cantos a la unidad están muy bien, pero a los muertos nadie va a devolverles la vida y a la nación tampoco. ¿De verdad preferimos creer que basta con cerrar los ojos para que el problema desaparezca?

España no es una nación basura: tenemos una historia prodigiosa, somos –como dice Luis Suárez- una de las cinco naciones que han construido la Historia Universal y hemos dejado una huella indeleble. Pero una nación no sobrevive sólo por su Historia. España tampoco es una sociedad basura: padecemos el mismo proceso de degeneración y domesticación que el resto de Europa occidental, pero el país está lleno de gente inteligente, creativa y dinámica, capaz de hacer cosas extraordinarias en la técnica, las artes o las ciencias. Pero una nación no sobrevive sólo por la calidad individual de sus gentes. Por el contrario, esa nación de historia extraordinaria y sociedad dinámica se ha dotado de un Estado ineficiente, oneroso y, al cabo, impotente, incapaz de asegurar sus funciones esenciales de imponer su autoridad y proteger a sus ciudadanos. En definitiva, un Estado basura. Y si alguien lo duda aún, que vuelva mirar la foto de la manifestación trampa de Barcelona.

Ortega cerraba su famoso artículo sobre El error Berenguer con una frase que hoy vuelve a sonar familiar: “¡Españoles, vuestro Estado no existe! ¡Reconstruidlo!”. El eterno retorno de lo idéntico.

https://gaceta.es/espana/espana-estado-basura-atentado-barcelona-manifestacion-20170828-1236/

ABDICACIÓN

El periodista y docente Juan Ignacio Brito en una oportuna reflexión nos invita a valorar el rol que el inconsciente colectivo da a la imagen de la autoridad en nuestro país y el impacto de su carencia, especialmente, cuando está ausente de la vida social y política en Chile.
Por lo importante que esta idea pudiera tener en decisiones cívicas próximas, rescato estas reflexiones para el blog  TEJIENDO REDES . . . Construyendo Chile,  deseando que el ejercicio de leerlo nos motive a una introspección profunda y tranquila, invitándoles a replantearnos si los chilenos no nos merecemos ya, asumir una mejor calidad republicana y contar con mejores gentes que nos gobiernen.
 
hipocrita-bachelet Hemos renunciado demasiadas veces a la transparencia por la falta de compromiso cívico, a la honestidad por la hipocresía social, a la libertad individual por el paternalismo de un Estado corrompido por nuestra propia levedad, en fin, ya es hora de no seguir permitiendo que nuestra inferioridad económica -aquella de la que hablaba Encina- continúe ganándole a nuestra voluntad de construir un mejor país, con menos precariedad y mayor certeza, donde los esfuerzos de cada familia usando bien los recursos del territorio, nos permita ser mas felices en proporción de capacidades, trabajo y responsabilidad.
Así como lo han hecho casi todos los últimos gobiernos, los chilenos de a pie, pareciera que también hemos abdicado a nuestra responsabilidad de cumplir con esas virtudes republicanas. No dejemos pasar esta dura oportunidad y catástrofe, para reflexión y aprendizaje.
Edo. Berríos Cerda
ing minas-economista

Entre el FUEGO y las BRASAS

.  .  .  por Juan Ignacio Brito .  .  .
La mala suerte ha querido que el encargado de enfrentar la peor ola de incendios forestales en mas de 50 años sea el gobierno más inepto e indolente que el país ha tenido en décadas. La desafortunada coincidencia ha puesto a las víctimas en un dilema imposible : enfrentan, por un lado, imparables llamas cuya furia quema sus campos y propiedades y que ya ha costado diez vidas; por otra parte, deben lidiar con unas autoridades incapaces de coordinar respuestas efectivas, que una vez más se muestran confundidas y superadas en el momento en que la ciudadanía más las necesita. Las poblaciones afectadas no encuentran salida: están entre el fuego voraz y las brasas de un gobierno inoperante.
     The remains of burnt houses are seen as the worst wildfires in Chile's modern history ravage wide swaths of the country's central-south regions, in Santa Olga
Dicen que la ocasión hace al héroe. Los héroes del momento son los bomberos, los brigadistas y los carabineros, en especial los que han entregado la vida tratando de aplacar el fuego. Ellos son valientes soldados en una lucha desigual. Sin embargo, aunque resultan imprescindibles para pelearlas, los soldados no ganan las guerras. Son los generales los que lo hacen. Pero aquí no ha surgido nadie que lidere la batalla contra el fuego. Ese puesto está vacío, pese a que es crucial.
Quien debería ocupar ese espacio es Michelle Bachelet.  Más que nadie, ella debería saberlo, porque su salto a la primera escena nacional ocurrió cuando, a bordo de un vehículo blindado, enfrentó las inundaciones de 2002. La Presidenta parece haber olvidado la grandeza y potencia de ese gesto simple: la gente se sintió acompañada y supo que una autoridad estaba a cargo, se preocupaba de sus problemas y estaba dispuesta a compartir sus dolores y atender sus necesidades.
CHILE-FOREST-FIRENada de eso asoma hoy. El desamparo es total. La Presidenta y su gobierno demoran las decisiones y se distraen en pequeñeces, al punto que la gente deposita sus esperanzas en un avión traído desde EE.UU. por iniciativa de una chilena particular. De manera increíble, el gobierno parece haber abdicado de sus responsabilidades.  Ayer, de visita a la zona arrasada por los incendios, la Mandataria admitió que hay una “sensación de descontrol que afecta a todos”.
Una confesión inquietante.
Tratando de justificarse, la Jefa de Estado dijo que “nunca en la historia de Chile ha habido un incendio de esta dimensión”. Pero entonces,  ¿ por qué las medidas han sido tan tardías e insuficientes? ¿ por qué no vemos a todo el gobierno volcado a las tareas requeridas para aplacar una emergencia inédita?  La respuesta a esas y otras interrogantes similares es aterradoramente sencilla : porque este gobierno es crónicamente incapaz de ofrecer en tiempo y forma soluciones satisfactorias.
En los últimos años nos hemos acostumbrado y hemos aprendido a convivir con esta mediocridad. Pero, como el que es inútil en lo pequeño también lo es en lo grande, ahora la realidad de tanta ineptitud se ve magnificada por un desastre de proporciones bíblicas. Tenemos que resignarnos a que mucha más tierra, árboles y propiedades se quemen antes de que este gobierno encuentre una solución para la catástrofe.
JIB

Un Año más de Circo

Auto complacencia, nula autocrítica y rol de víctima ha mostrado la señora Bachelet este último año. Lo cual violenta a millones de chilenos. No solo por el desastroso gobierno, bachelet-jpg-large   sino además porque debemos soportar insultos intelectuales de la vocera de La Moneda, que pide valorar lo hecho el 2016 y la obra de los actuales ocupantes. Estos no se hacen cargo alguno de la pésima posición en que están dejando al país. Y no asumen su responsabilidad política.

Fue ella quien nombró a todos sus ministros y al delegar, inicialmente, en Hacienda a Alberto Arenas y sus políticas de sesgo comunista dinamitó la economía. Este sujeto, renegando de aquellas materias que supuestamente estudió, olvidó de las restricciones presupuestarias, de los incentivos, de la econometría, de la inversión y ahorro. Y yo diría de hasta la ley de gravedad, trayendo consigo la mayor caída en la inversión en 30 años.

Es casi un axioma económico, sin inversión no hay crecimiento.

Premeditadamente y para fines políticos corruptos, se aumentó el gasto público de manera desmedida y derivó a su efecto lógico : déficit fiscal. En términos de hacienda y finanzas públicas, no mejoró en nada la situación del país.

Con la educación por el suelo, se ha seguido hablando del financiamiento de la gratuidad y con los paros, tomas y fiebre de violencia de los movimientos estudiantiles gobernados Benito Juarez _malditospor sectores comunistas y anarcos diversos, cada día estudian menos. En la educación no existe magia para mejorar la calidad, que no sea dedicación y disciplina para fomentar la creatividad y el conocimiento.

Las viviendas sociales son un desastre y la salud pública es un insulto.

Los empleados públicos se revelaron ante un acéfalo gobierno y, peor aún, pasaron a ser un actor social y político dedicado a extorsionar al Estado, adoptando la condición de un estamento privilegiado en la sociedad chilena, pero corrupto o donde la corrupción puede sacar patente de corso, llenando al servicio público de derechos, pero de mínimas responsabilidades. Bastaría recordar que obtener carnet de identidad o un pasaporte durante 2016 ha sido en algunos períodos casi un lujo. Por supuesto, la idea tan manoseada de igualitarismo se fue al suelo. En Chile el accionar del gobierno y su administración -si es que así podemos llamarla- es hoy fuente y causa de una lucha de clases promovida de modo sibilino por la propia presidente y muchos de sus asesores que incentivan a diario, con sus conductas, omisiones e incompetencia la indignación, el odio social y el resentimiento.

Para completar este desastroso cuadro social y económico, que ha trascendido a los medios abiertos y especializados internacionales, muchos grandes empresarios ahora son más ricos que antes de Bachelet, pero no como resultado o mérito del esfuerzo y trabajo de nuevos emprendimientos o por la eficiencia de la gestión empresarial, la mejora en la productividad o la competencia, ni la competitividad de sus negocios; sino principalmente sustentado en una de las acciones más abusivas y criminales, vistas desde el consumidor, la COLUSIÓN.

corruptos-complicesSin embargo, aunque el país está en mal pie y una peor situación que hace 3 años, no está en recesión. Y siendo algo que debiera permitirnos mirar con optimismo lo que viene, y no ver sólo la catástrofe, sí podría serlo un eventual triunfo de cualquier fórmula Nueva Mayoría, o alianza del socialismo ideológico en la presidencial 2017. Chile ya ha pasado por momentos complejos y en esta elección se juega el futuro del país.

El peligro es que no faltarán trasnochados y resentidos inspirados en Marx o el comunismo, que sueñan aún con los infantilismo transformadores del siglo XX y su mochila de utopías esquizofrénicas, y que terminásemos en la catástrofe de Cuba o Venezuela.

Otros -que espero seamos millones- sólo queremos más oportunidades, más libertades y más equilibrios para un país más próspero. La dura realidad es que la igualdad de oportunidades es, generalmente, una utopía y la justicia social es sólo alcanzable, si se convocan voluntades para buscar y vivir en paz social.
La única igualdad posible y deseable es la igualdad ante la ley. Si queremos lograr mayor bienestar debemos trabajar más o hacerlo con más productividad, donde con certeza necesitaremos efectivas políticas pro crecimiento y flexibilizacion del mercado laboral.
Edo Berríos Cerda
ingeniero

EL DESPOSTE

EL DESPOSTE
Los chilenos conocimos, recientemente, la historia de Olate, la mujer del presidente de la Cámara de Diputados, el socialista Osvaldo Andrade, la cual luego de trabajar un lapso como funcionaria del Estado en el Servicio de gendarmería se acogió a retiro laboral con una pensión de más de US.$ 11.000 mensuales.

Algunos medios de prensa, las redes sociales y la oposición al gobierno de la Nueva Mayoría, apuntó su crítica indignada hacia ella, no obstante que, tal jubilación fue aprobada por el mismo Congreso Nacional, que con un velo de legalidad aparece encubriendo una orquestada maquinación y montaje político para ABUSAR de la AUTORIDAD, con el halo de una norma especialísima, votada y promovida por el susodicho diputado Andrade. Andrade LADRON 2016

La exagerada pensión que no puede dejar de calificarse como un SAQUEO al fisco, ante la desproporción a las funciones desempeñadas por la cónyuge del presidente de los diputados, destapó una maquillada operación donde varios “aprovechados” gravan en exceso el pptto. fiscal anual en más de 1.300 millones de pesos, que en la más conservadora expectativa de vida de sus beneficiarios –estos “modestos funcionarios” públicos- obtendrían no menos de US.$ 35.000.000, todo en una apariencia de LEGALIDAD.

En contraste a esto, a los gendarmen quienes de verdad enfrentan y conviven con los delincuentes cada día en el trabajo de cárceles y tribunales, la familia Andrade-Olate sextuplica sólo por este concepto, el valor de las pensiones obtenidas.
Otrora, este método de SAQUEO se le atribuyó a “la clase dorada”, la que se cultivó al amparo de otro nefasto gobierno en Chile (1970-73) muy admirado de la actual presidente Bachelet, el de “la revolución con empanada y vino tinto.”

¿Qué es lo que más irrita? ¿Que haya diferencia entre ella y los otros trabajadores de gendarmería? ¿O que se tomen las instituciones del Estado como botín mientras se predica sobre la igualdad?

Probablemente, lo segundo debiera ser causa real de la furia popular; sin embargo, los chilenos pareciera que preferimos linchamientos virtuales, tan breves como un mal spot publicitario, en vez de sancionar a los verdaderos creadores del FRAUDE y revertir concretamente la burla y el daño material.

El partido de Osvaldo Andrade, el Socialista, donde existen algunos de su ideología, pero muchos más Socios Listos, anuncian por la senadora Isabel Allende, con parafernalia, que pasarán al “Tribunal Supremo” todas estas situaciones de escándalo. ¡VAYA QUE SOLUCIÓN! si ella misma aún no termina de dar una explicación y solución a la millonaria irregularidad, que yo denomino SAQUEO por prácticas y mecanismos institucionales de los FALSOS EXONERADOS.

Otra huella mas de la “ética y virtud” de las izquierdas y el comunismo en Chile, es el ENGAÑO, hablando y pontificando contra la cultura del poder y el ámbito de las conductas individuales, con soluciones corporativas de comisiones de ética y tribunales de aire y palabrería.
Nada de ello sirve, sus conclusiones serán sanciones leves, ridículas, para seguirse burlando del pueblo escandalizado, desafortunadamente con mala memoria y, también, falto de DIGNIDAD. Todo un espectáculo de utilería montado por esta pléyade de actores políticos corruptos.

Pero, debemos cuidarnos y observarnos profundamente, porque como dijo Confucio, a quien parafraseo aquí, “cuando en un reino se habla mucho de ética, decencia u honestidad, es porque esa nación está repleta de ladrones”.
Sin duda, cuando en una sociedad la norma es la honestidad, ésta es tan natural como respirar, es una obviedad y, por lo tanto, no se habla de ella. Lo de la jefa gendarmen y el diputado (Olate y Andrade) no es un caso puntual ni una rareza de la política, por el contrario responde a la lógica del acomodamiento en puestos públicos, y son de aquellas conductas, donde los actores toman el trabajo en el Estado como un botín.

Botín para DESPOSTE

BOTÍN para DESPOSTE

La mirada del Estado como un tesoro para saquearlo es tentador en todas las tendencias políticas, pero en el gobierno de Bachelet se ha constituido en un OBJETIVO. Un GRAN ANIMAL para despostarlo. ¡ Pobre Chile ! . . recién toma conciencia del GRAN ENGAÑO dialéctico y demagógico del comunismo y socialismo real, el de la Nueva Mayoría.

El clientelismo y el nepotismo del mundo socialista en poco tiempo está logrando que en Chile avancemos a gastar casi un 20% del PIB en el aparato público, acentuando reformas, como la tributaria donde el ESTADO estruja a los ciudadanos (especialmente las clases medias porque es la más numerosa) para extraer de las personas la riqueza de su TRABAJO y acrecentar el BOTÍN de este gran animal para desposte.

Michelle Bachelet

Michelle Bachelet

Muy por el contrario a como debiera ser una sociedad donde el Estado sirva y DÉ SEGURIDAD a sus ciudadanos para desarrollar al individuo y crecer en familia y sociedad; en Chile, hoy vivimos en una máquina de engorda de las billeteras de los Andrade, Olate, Dávalos, Compagnon o Bachelet.

El Estado chileno se ha agrandado con ineficiencia exagerada, a costa de tributos de los ciudadanos, con un gobierno sin políticas públicas serias, creando organismos y puestos innecesarios, con rentas fuera de un mercado real. Y cuando la burocracia no cumple su objetivo de una formalidad para regular con eficiencia y eficacia, los abusos generan un difícil problema político, cuya ebullición puede resultar explosiva, y sus costos en un largo período de opacidad, en la vida de los personas.

Cuando esto ocurre el ingenio, el esfuerzo y la dedicación tan necesarios en el mundo privado, se deprimen y la sociedad se estanca. La opinión pública toma con reticencia la política y busca salidas alternativas para lo básico, una economía de subsistencia y un orden público que se aleja como expectativa, provocando tanto o más daño que la ausencia de la seguridad nacional.

El Estado todo poderoso a cargo de personas fácil de corromper, ahuyenta a ingeniosos, esforzados y emprendedores y atrae a los acomodados ( la clase dorada ) que desean seguir despostando al “animal”. Esta es la mayor especialidad de la izquierda en Chile.
Tenemos una posibilidad pronto, de dar una seña, un gesto de DIGNIDAD ciudadana a esta sociedad que creemos es una república, VOTANDO en las elecciones municipales SÓLO por aquellos que más se han resistido al placer del desposte. Cuidemos lo poco que hemos logrado con tanto esfuerzo en este último medio siglo.

Animal 4 despiece

Crisis y desafíos de la Minería en Chile

Manuel Viera_blog ver1 Manuel Viera, Dir. Ing. en Minas de UDLA

Chile es el primer productor mundial de materias primas mineras no renovables y la minería ha sido nuestro motor y palanca del desarrollo económico en los últimos 30 años. Sin embargo, nunca se contó con la astucia intelectual de haber creado industrias alrededor de ella.

Se estima que si lo hubiera hecho hace 20 años, la contribución de la industrialización del cobre impactaría positivamente en al menos 2,5 a 3% del PIB, generaría empleos adicionales y se sustituirían las  importaciones, ya que como Chile no tiene  fábricas que procesen el cobre, lo recibe de vuelta hasta cinco veces más caro que su precio de venta como materia prima.

China entendió la problemática del aumento de la producción minera y aplicó la política de crear miles de fábricas en todos los sectores productivos con un amplio apoyo al sector privado. La estrategia que adoptó fue devorar las materias primas que se producen en Latinoamérica.

LingotePor ello, los desafíos que enfrenta la industria minera chilena se relacionan con los cambios de paradigmas del capital intelectual y la necesidad de sensibilizar a la clase política sobre la importancia de explotar racionalmente y con sentido social y planetario nuestros recursos naturales no renovables, lo cual exige mejores políticas públicas y mineras, mayor fomento a la inversión en exploración geológica y una agresiva política de industrialización de nuestros recursos naturales.

En este marco, debemos preocuparnos de convertir los siguientes riesgos actuales en oportunidades:

1.-  Falta de políticas públicas y una política de Estado para industrializar sus recursos minerales. Mientras no se generen fábricas para aprovechar los recursos naturales no renovables, otros países como China, Japón, Alemania, Canadá aprovecharán ese valor agregado para sus industrias y le devolverán a estos países el metal manufacturado en cinco veces su valor.

2.-  Generar alianzas estratégicas tecnológicas. Con países desarrollados, como Japón, Alemania, Polonia, China, Canadá, EE.UU., para iniciar inmediatamente la instalación de fábricas en Chile.

3.-  Excesivo control que enfrenta la minería. Para un proyecto minero hay que pedir alrededor de 500 permisos distintos, lo que está haciendo naufragar a varios proyectos pequeños y medianos.

4.-  Respeto al medioambiente, comunidades, pueblos originarios. La relación con la sociedad debe estar basada en el concepto de la Minería Planetaria, es decir, preocupación medioambiental y respeto por las personas.

5.-  Corrupción. Esto se mitiga con políticas de transparencia, mejores prácticas y leyes más duras que castiguen a los culpables.

6.-  Riesgos operacionales. Se requiere mayor inversión en seguridad y mayor tecnología.

7.-  Riesgo de la volatilidad de precio de los commodities. El desafío es aplicar nuevos paradigmas en la planificación de minas, a fin de enfrentar los altos costos y la baja productividad.

8.-  Sustitución del cobre por el grafeno. Como país dependiente del cobre, debemos analizar en profundidad los escenarios, pues el grafeno es considerado el material del futuro.

9.-  Transformación de minería a cielo abierto a subterránea. Se estima que en 20 años más habrá un 67% de yacimientos subterráneos en el mundo, lo cual insta a abordar riesgos operacionales como derrumbes, atrapamientos, incendios y otros.

10.- Autorización de financiamiento de carteras de proyectos de empresas mineras estatales. Estas dependen de los ministerios de Hacienda de turno, que adolecen de las competencias técnicas para tomar una decisión tan importante para la vida de los distintos yacimientos.

11.- Falta de política clara de I&D, lo cual está hipotecando el futuro del país y provoque que nuestros científicos se encuentran defraudados.

12.- Aumento de costos operacionales y tendencia a la baja productividad hacen que ante una disminución del precio del cobre, varias queden bajo el punto de equilibrio (apalancamiento operacional), con el peligro de paralizar y salir del mercado.

13.- El fantasma de nacionalizar los recursos mineros. Nos urge enfrentar el dilema de fomentar la inversión privada, versus la búsqueda de mayores retornos para el Estado.

Como dijo el escritor y político argentino Manuel Ugarte, “un país que solo exporta materias primas y recibe del extranjero los productos manufacturados, será siempre un país que se halle en una etapa intermedia de su evolución“.

Manuel Viera F.  es ingeniero y Director de la Escuela de Ingeniería en Minas de UDLA – Universidad de Las Américas

La COCINA de Iván y la RECETA de Juan

Seguramente yo resultaría caro como pinche de cocina, por el hábito de criticar cualquier receta propuesta para soluciones sobre

Ivan Weissman_elmostrador

Iván Weissman – El Mostrador Mercados_

economía y emprendimientos. He cultivado esta mala costumbre durante los recorridos años en mi vida profesional; asi que haber visto el video de la entrevista de Iván Weissman de El Mostrador_Mercados a Juan Benavides, presidente de ICARE, me ha motivado a comentarla, y aún cuando comparta buena parte de sus apreciaciones, algunas variantes e intensidades de los ingredientes, no me dejan tranquilo con su receta del pastel.

. . . por @eberda . . .

La Velocidad de los Procesos y la Sociología del Cambio
Escuchando y leyendo la entrevista del invitado, me pregunto de inmediato, ¿cómo pudimos los chilenos habernos embriagado tanto con expectativas demagógicas vendidas?

Juan Benavides_ICARE

Juan Benavides – Pdte ICARE

¿cómo pudimos creer que temporadas de precios dulces del ciclo del cobre podían ser permanente? o ¿cómo pudo el empresario haber cedido y creer en una ilusoria estabilidad de condiciones externas?
Aquí parece ser que se asumió la falacia, una economía pequeña con baja industrialización en las cadena de valor, no podría sostenerse sin adecuación, migrar en grados de regulación y mejorar niveles de coparticipación.

La existencia de las economias, hoy mas que ayer, son realidad de desequilibrios permanentes entre las estructuras y la función, y todas muy determinadas por conductas de mercado, donde el consumidor, también hoy mas que ayer, tiene acceso a mucha información y donde las expectativas le pueden traicionar entre sus atavismos y conductas, y la capacidad de las estructuras sociales, económicas y políticas para adecuarse a cambios locales y globales. O sea, el desarrollo ha alcanzado grados de mayor complejidad para abordarlo seriamente.
Ya no es una cuestión de maximizar rentabilidad de los recursos, ni siquiera tampoco que pudiéramos alcanzar productividades mayores, agregando capacitación; hoy existen necesidades colectivas e individuales que han ido rompiendo algunos paradigmas del consumidor y las personas, y cuya provisión ha ido quedando afuera de las instituciones, las empresas, sus estructuras y normas.
Ademas, estas mismas necesidades, que afectan la funcionalidad de los actores, han generado una dinámica en la velocidad de los procesos industriales, que muchos países latinoamericanos, incluido Chile, no hemos sabido adecuar; en nuestro caso por cierta actitud provinciana local que está presente aún muy fuerte en la concepción de empresa y negocios, especialmente en las medianas, pymes y microempresas.

De aquí que, tanto en lo privado como lo público es una necesidad adaptar las formas del desarrollo con otra dinámica, donde la velocidad de los procesos no siempre los puede controlar la autoridad o el empresario, atendida la aparición permanente de condiciones tecnológicas y sociales cambiantes.

En otras palabras, ya hemos perdido mucho tiempo en no aceptar o darnos cuenta de esto y su incidencia para el desarrollo; el valor de la innovación en las tecnologías, la convocatoria y los acuerdos en lo laboral y gremial y sus expectativas, la calidad de la educación como factor transversal, y la industrialización sectorial como conducta empresarial. Cuanto antes asumamos estos requerimientos, mas cerca estaremos de solucionar el estancamiento o la caída, recuperando la dinámica y la confianza.

Eduardo Berríos Cerda
ingeniero
@eberda

Video entrevista a Juan Benavides por El Mostrador, Iván Weissman

La Cocina de Ivan y_

La Cocina de Iván y la Receta de Juan

Texto de la entrevista a Juan Benavides_ICARE

OPINIÓN sobre BACHELET en El MUNDO

. . . por @eberda . . .

Edo. Berríos Cerda

Aun cuando parezca un juego de palabras, no esta muy alejado de la realidad, y hoy mas de las 3/4 partes de la población solo quiere que Bachelet se vaya, entregue el mandato presidencial y renuncie a su pretensión de gobernar, por su demostración de incapacidad de gestión y de los que la rodean. Así lo entienden los chilenos,  como una absoluta falta de legitimidad real y vigente, esa misma que nace de la voluntad ciudadana, la cual en algún momento se expresara en las urnas y con votos en una democracia , pero que en estos tiempos suele cambiar velozmente, en especial, cuando el soberano e il popolo comprende y demanda por medio de la participación y la protesta de cientos de organizaciones sociales intermedias.

Esta situación política que compartimos una abrumadora mayoría de los chilenos, ha sido recientemente plasmada en opiniones de algunos medios de prensa europeos y latinoamericanos, uno de los que agrego en los párrafos siguientes, y que con magistral simpleza diagnostica y concluye perspectivas.

Bachelet contra las cuerdas2015.jpg large En Chile se dice que lo único que mantiene unida a la Nueva Mayoría -la coalición de Gobierno que reúne desde comunistas a democristianos- es que todos están de acuerdo en criticar a Michelle Bachelet. Este chascarrillo surge de una evidencia, Bachelet se ha convertido en la presidenta más impopular de Chile tras la dictadura de Pinochet. El 72% desaprueba su gestión y sólo el 24% la respalda cuando todavía no ha llegado a la mitad de su mandato, según la empresa Gfk Adimark.

La popularidad de Bachelet, que en su primer mandato figuraba entre las mayores de la historia de Chile, ha sido destruida por varios factores: un programa maximalista radical que no interpreta a todos los chilenos, una mala lectura de la coyuntura económica internacional que ya en 2014 se volvió adversa para Chile (baja del precio del cobre, debilidad de su moneda) y la elección de colaboradores muy mediocres.

Gobierno LADRON.jpg large Sin embargo, nada le ha hecho tanto daño como su propio hijo: Sebastián Dávalos Bachelet. Cuando los chilenos se enteraron que uno de los banqueros más poderosos del país había financiado un pelotazo inmobiliario de la empresa que tenían Dávalos y su esposa, la presidenta quedó situada en el ojo de un huracán. El hijo, además, formaba parte del Gobierno bajo el ampuloso cargo de “Director sociocultural de la Presidencia” y tuvo que dimitir en febrero de este año, no sin antes ordenar el borrado del disco duro de su ordenador.

Que su propio hijo pasara en pocas horas a formar parte del 1% más rico del país contra el que Bachelet había hecho campaña exigiendo que pagaran más impuestos para mitigar las desigualdades, sentenció el programa electoral de la Nueva Mayoría y de paso a Bachelet, que no se ha recuperado del impacto.
CIRCO LaMoneda 2015.jpg large Hace 100 días, la presidenta cambió los dos puestos clave de su gabinete, los ministros de Interior y Hacienda. Sin embargo, a los pocos días desautorizó a uno de ellos y debilitó al otro, razón por la cual ambos llevan todo este tiempo intentando recomponer su autoridad. Uno de sus nuevos colaboradores le hizo un flaco favor al comentar públicamente un rumor que circula desde hace meses por la red whatsapp y que fue convertido en historia política de primera plana por un diario digital, según el cual la presidenta estaría con una fuerte depresión.

En la prensa se habla de golpe blanco contra la presidenta y en los corrillos políticos que dimitirá después del 11 de marzo de 2016 para permitir que el Congreso elija a un sucesor por lo que resta de su mandato.

Entre tanto, la confianza empresarial se encuentra en su peor nivel en 6 años, la inversión acumula 8 trimestres cayendo, y el Gobierno ha incrementado el gasto público un 10% de un año para otro sin mayor explicación.

Nada indica que la incertidumbre vaya a ceder y se acerca la fecha en que el hijo de Bachelet debe ser imputado o absuelto por tráfico de influencias. Si se formaliza la acusación, la continuidad de la presidenta parece muy difícil. Bachelet_Titanic.jpg small

_________________________________________________________

En menos de un año el segundo gobierno de la primera mujer presidente de Chile, se ha convertido en un tema de mofa en medios locales, regionales e incluso mundiales, deteriorando la imagen de la autoridad del país y su impecable proceso de democratización los últimos 25 años. Y para hacer mas incomprensible en la opinión pública de europa, américa y muchos otras naciones, el vuelco de un aparentemente falso milagro económico o sincerar la fragilidad del éxito, cuando la política se desarrolla sobre conductas sin una ética basal compartida por todos o cuando los responsables de la gobernabilidad caen en excesos o demagogia barata.

Aún no se dimensiona el daño que su propio hijo, con su codicia y corrupción, avalado por el silencio y luego por las mentiras de misma Bachelet que se provocaron, al financiar eso un golazo inmobiliario

_________________________________________________________

Nota : Parte de esta columna es un artículo en el periódico El Mundo del 5 de septiembre pasado, y que coincide con otros medios de prensa sobre comentarios que circulan en diversos países europeos.
John Müller

John Müller

QUE QUIERE LA CLASE MEDIA . . .

. . . por eberda . . .
No lo sabe, definitivamente, porque no existe una clase media, sino que son varias y distintas las formas y quienes se definen o como se entiende pertenecer a la clase media chilena.
Por lo mismo, hablar que el gobierno de la Nueva Mayoría o de Michelle Bachelet tenga en jaque a este complejo segmento de la sociedad sería pretencioso.
Al leer lo que ocurre politicamente, es un hecho que buena parte de la crisis del país es un desorden social, donde las protestas de todos lados, muestran un enojo generalizado entre ciudadanos y autoridad, entre gremios e instituciones o entre usuarios, clientes y proveedores, llevando los ánimos a la crispación.

Gobierno 2015 sin motor y sin rumbo

Gobierno 2015 sin motor y sin rumbo

  Algunos han postulado que el gobierno ha puesto al país en un estatus parecido a un jaque ajedrecístico; forzando reformas sin opción de jugadas, son esos momentos de un par de movimientos, donde el juego puede ser revertido o es mate. Creo por el contrario, que no es el gobierno, sino estas ladinas y nunca bien ponderadas clases medias las que tienen en jaque a la autoridad; porque no habrá gobierno o autoridad real, ni ley que obligue a someterse a nuevas normas que la gran mayoría de los ciudadanos en Chile no quiere, ni acepta en sus formas, los nuevos modelos propuestos; excepto en lo que digan ser buenos deseos, pero falsedades, irrealidades sólo posibles en la imaginación de algunos de sus slogans o en la mente afiebrada de una presidente con infantilismo revolucionario decimonónico.

 De insistir en su obsecación sobre estas materias, el gobierno tendría que convertirse en una dictadura, exponiéndose a una judicialización de muchas de las pretendidas y aprobadas reformas, cuyas reglamentaciones de aplicación, aún en proceso, lo tiene cuasi paralizado en iniciativas reales y en eficacia para gobernar. Chile es hoy un país que ha perdido el motor y su rumbo. Y sus clases medias así lo manifiestan.

 Todo lo demás, está por verse y quién se impondrá en las discrepancias, hoy está entre la calle, las redes sociales, el poder de ciertos medios, y aquellas instituciones que con dificultad tendrán que cumplir sus deberes legales y públicos, y donde el estamento político del parlamento está desacreditado, en entredicho su representación y liderazgos, y donde el ejecutivo carece de soporte real político, que no sea la mayoría parlamentaria acusada de ilicitudes, cohecho y corrupción.
Edo. Berríos Cerda

ENTRE LA CORRUPCIÓN Y LA LIBERTAD

TEJIENDO REDES_uniendo Chile

. . . por @eberda . . .

Dávalos Bachelet y Kitchner Jr. Dávalos Bachelet y Kitchner Jr.

Cada vez se hace más realidad lo comentado hace días atrás en la prensa de medios internacionales, donde ese Chile que parecía ser un motor y un referente latinoamericano de desarrollo y progreso, hoy se entrampa en la libertad, pareciendo que ello fuese un problema para sus autoridades, el gobierno dirigido por socialistas y comunistas granscianos, sus representantes en el Congreso y muchas de sus instituciones intermedias, confundidas entre el desempeño de sus roles y responsabilidades político-administrativo y los intereses personales de los actores, quienes no renuncian ni a sus privilegios temporales, ni quieren desaprovechar la oportunidad de obtener ganancias espurias en su origen, lleno de acciones corruptas y abusos de tráfico de intereses e influencias del poder.

http://nyti.ms/19bOkTL

Los terrenos de CAVAL, Machali, región de O'Higgins Los terrenos de CAVAL, Machali, región de O’Higgins

 Fue acertado el artículo del New York Times…

Ver la entrada original 281 palabras más

ENTRE LA CORRUPCIÓN Y LA LIBERTAD

. . . por @eberda . . .

Dávalos Bachelet y Kitchner Jr.

Dávalos Bachelet y Kitchner Jr.

Cada vez se hace más realidad lo comentado hace días atrás en la prensa de medios internacionales, donde ese Chile que parecía ser un motor y un referente latinoamericano de desarrollo y progreso, hoy se entrampa en la libertad, pareciendo que ello fuese un problema para sus autoridades, el gobierno dirigido por socialistas y comunistas granscianos, sus representantes en el Congreso y muchas de sus instituciones intermedias, confundidas entre el desempeño de sus roles y responsabilidades político-administrativo y los intereses personales de los actores, quienes no renuncian ni a sus privilegios temporales, ni quieren desaprovechar la oportunidad de obtener ganancias espurias en su origen, lleno de acciones corruptas y abusos de tráfico de intereses e influencias del poder. http://nyti.ms/19bOkTL

Los terrenos de CAVAL, Machali, región de O'Higgins

Los terrenos de CAVAL, Machali, región de O’Higgins

 Fue acertado el artículo del New York Times que visualizó la caída del ritmo en la actividad económica, pero además capto las posibilidades de como las disputas de formas y otras mas sustantivas de las reformas que se pretenden implementar, promueve un inexplicable relato de “perdidos por el verano 2015”; y cayendo en el descrédito institucional de la República, nada menos y nada mas que de la propia presidencia de la nación, donde el hijo de la presidenta Michelle Bachelet y su nuera, se coluden con el principal banquero del país, para la especulación inmobiliaria y el uso de cambios de calificación de terrenos y suelos urbanos y de extensión, para servir en plusvalías manipuladas administrativamente, con sociedades de papel, sin real capital o utilizando crédito otorgado por el mismo banquero de marras, probablemente a cambio de futuros favores o protecciones de la autoridad en otros de los innumerables negocios que maneja

Banquero Luksic implicado en la colusión de tráfico de influencias

Banquero Luksic implicado en la colusión de tráfico de influencias

 Es quizás la expresión mas depurada de un país bananero, hipócrita en las formas, donde las políticas y corrientes socialistas, como en la España de hace algunas décadas corrompieron las buenas costumbre, haciendo que la codicia privada y la ausencia de ética en el servicio público, fuera el motivo del emprendimiento en los negocios y de las formas de hacer política.

Presidentas Bachellet y Fernandez Kitchner charlando

Presidentas Bachellet y Fernandez Kitchner charlando

 Peor aún, la autoridad y la institución del presidente de la República ha pasado ha constituir figura de mofa internacional, y junto a la inefable CFK en la Argentina y la reelecta presidenta Rousseff de Brasil conforman un selecto club de gobernantes, donde cualquier observador serio se preguntara sobre sus respectivos países, . . . ¿Quién gobierna?

EMBAUCAMIENTO, SEGREGACIÓN o DEMAGOGIA . . .FUNDAMENTOS de la REFORMA

. . . por eberda

       @eberda

@eberda

Hace algún tiempo rescaté, para mis reflexiones, un acertado vocablo que leí de @MonicaMullor (..embaucamiento..) utilizándolo para referirse a muchas actuaciones en la política chilena, en especial provenientes del mundo de la concertación, que tan implacablemente hizo oposición al pasado gobierno del presidente Piñera.
Hoy me congratulo de haber detectado el valor de tal observación, porque las conductas se van repitiendo y constituyen modus operandis en la construcción política actual del mismo conglomerado que hoy gobierna, mal aggiornado, sordo y equivocado.

La reciente columna reproducida al final de ésta, es buen ejemplo para una materia de crucial significación socio política y del desarrollo de nuestro país; donde la continuidad y mantención de la paz social irrenunciable que necesitamos tener en Chile, nos convoque a acuerdos so pena de reingresar a un nuevo torbellino de inseguridades y anarquías.

Conceptualizar y analizar en detalle la acción pública es lo serio y sustancial a un mejor diagnóstico de la realidad, también es base del mejoramiento de los problemas que aquejan a nuestra educación y su financiamiento; y es donde se cruzan visiones ideológicas, intereses económicos y técnicos y labor docente, por ello rescato lo expuesto por Andrés @allamand con sus opiniones en EM. Es una expresión de búsqueda de la libertad, rectora de una visión de sociedad deseable construir en democracia y es un notable cometido político, que hoy es desoído en el país.
Rejas de la casa grande Se ha dicho que el hombre es libre si sólo tiene que obedecer las leyes y no a las personas.  De tal premisa ha nacido en parte la importancia del Estado de Derecho en la visión liberal, y es una gran fórmula; sin embargo, también es un vago ideal. Entonces buscar una solución a la idea de que no existe límite para el poder del legislador, porque ello sería una derivada de la soberanía popular y el gobierno democrático, también nos conduce a una falacia de libertad, y al final de las aspiraciones del pueblo.
No todos embaucan, no todos somos incautos, no todos en la política son demagogos, . . . eso sí muchos podemos equivocarnos, ha llegado la hora de reflexionar. La sordera ideológica de las formas y los resquicios tuvo su tiempo, que algunas de las actuales generaciones conocimos y quedan duros recuerdos.
Edo. Berríos Cerda
– – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – –
. . . columna del senador A. Allamand en El Mercurio
El centro de estudios Espacio Público señala acertadamente que uno de los desafíos de nuestro sistema escolar es reducir la alta segregación. Sin embargo, a la hora de explicar tal fenómeno, su diagnóstico es, a la vez, correcto y equivocado.
Es correcto cuando señala que el incumplimiento de la ley en cuanto a la prohibición de seleccionar hasta sexto grado no se cumple ni se fiscaliza. La ley es clara: “En ningún caso se podrá considerar en cada uno de estos cursos el rendimiento escolar pasado o potencial del postulante. Asimismo, en dichos procesos no será requisito la presentación de antecedentes socioeconómicos de la familia del postulante”. Y es equivocado cuando sindica al Financiamiento Compartido (FC) como gran responsable de la segregación.
¿Qué dice la evidencia? De acuerdo con la base de datos del Mineduc, al año 2014, solo el 36,1% de los establecimientos particulares subvencionados tenían FC. ¿Y cuánto representa esa cifra sobre el total de colegios? Un 19,8%. Chile tiene 364 comunas, y en 73 de ellas no hay establecimientos particulares subvencionados. A su vez, en 184 comunas no hay establecimientos que reciban FC. Por ende, solo en 180 comunas hay establecimientos que reciben aportes de los padres y apoderados.
¿A cuánto ascienden tales aportes? En el 44,5% de los casos a menos de $10.025 y en la mitad de ellos, a menos de $5.000. En el 65,7% a menos de $20.055, y en el 87,5% a menos de $40.110. El 12,5% restante cobra entre $40.110 y $80.220 y el porcentaje que se acerca al máximo permitido es no mayor al 1%.
Es efectivo que a la educación estatal municipal asisten niños de familias con un ingreso inferior a los que concurren a la educación particular subvencionada, pero es igualmente cierto que el FC es un factor marginal en tal brecha.
En cualquier caso, el FC puede ser, a diferencia de lo que piensa Espacio Público, un eficaz factor de integración escolar. Para ello bastaría aplicar la norma legal que exige a los establecimientos adscritos al sistema incorporar un 15% de alumnos vulnerables a los mismos (norma que tampoco se cumple mediante un resquicio legal) y hacer obligatoria la subvención escolar preferencial (que impide cobrar a los alumnos que la reciben).
El FC, en un contexto como el señalado, puede, además de lo expuesto, generar un compromiso mayor de los padres con la educación de sus hijos, impulsar la calidad y, sobre todo, hacer posible la diversidad de proyectos educativos, un factor que habitualmente se ignora pero que es el que hace efectiva la libertad de enseñanza. Pero no solo eso: Aun los más enconados adversarios ideológicos del FC (muchos de los cuales son “conversos” que lo apoyaron hasta hace poco) coinciden en que para suprimirlo el Estado debe “compensar” los aportes de los padres. ¿Quién entiende la lógica? Prohibir los aportes voluntarios para reemplazarlos por recursos públicos que debieran destinarse a prioridades acuciantes como las que existen en la educación parvularia y técnico-profesional.
Eyepen_550 petit  En la argumentación de Espacio Público se advierte un claro sesgo antieducación particular subvencionada, una de cuyas expresiones es el rechazo al FC. Es otra ola de la marea ideológica que algunos quisieran instalar como núcleo del debate educacional. En todo caso, lo que la ideología no explica es por qué un sistema que supuestamente “segrega”, “selecciona”, “descrema”, “expulsa arbitrariamente” y además cobra, es consistentemente preferido por la mayoría de los padres y apoderados.
Ciertamente la reconocida seriedad de los académicos de Espacio Público debiera llevarlos a rechazar la simplista y descalificatoria explicación del ministro Eyzaguirre que considera que ello se debe a sostenedores que “embaucan” a familias “incautas”.

http://www.elmercurio.com/blogs/2014/05/15/21852/Segregacion-y-financiamiento-compartido-Disparo-equivocado.aspx

 

DESENFADO, FALTA DE PUDOR Y PRIVACIDAD

. . . por eberda . . .

El affaire Gayet de François Hollande que tiene a Francia al borde de pedir la renuncia de su presidente y cuando lo acontecido es lo más francés que el mundo puede reconocer de las relaciones humanas, donde su historia ha tenido las más famosas de las “amantes” y los “amantes”, esa France que instituyó la llamada infidelidad como un ícono social, increíblemente hoy sanciona a su jefe de Estado por ese espacio de privacidad en el amor que su misma sociedad le creó su petit château.

La amante del presidente Holland

Juliet Gayet_2014

Definitivamente, pareciera que esta contradicción esencial de lo público con lo privado, donde el impudor político de las cosas públicas se permiten, pero la liberalidad de las conductas privadas son reprochables (sin equiparar falta de pudor a ser mas liberal) y se sancionan, son las resultantes del advenimiento de nuevos códigos sociales del siglo XXI, con la arremetida de la comunicación en redes sociales donde la tecnología, paparazzis y el morbo popular, ante la disposición de tiempo de ocio, pretende quitarle lo francés a La France y el encanto de la habladuria social (el conocido pelambre chileno) que mientras podía ser una mentira quedaba en aquel espacio de un limbo presuntivo permitido.

O será que hoy los medios al constatar hechos, ya no valoran esa complicidad transversal que promovió tanta reforma, innovación y cambio social en tan variados desarrollos humanos. Quizás sea, que el observar a sus líderes ya no tan lejanos arriba, sino al lado, a segundos de exigírseles por un twitter esa ejemplaridad que ciudadanos anónimos si puede permitirse.

Será una vuelta de mano con el poder que las masas no habían tenido desde su revolución, pero contradictoria, paradojal, inconsecuente e injusta con la privacidad y complaciente con la morbosidad.

Prefiero ese encanto de la infidelidad francesa que conocí, romántica, audaz y riesgosa, pero discreta de la siempre eterna complicidad.

EBC.

THE FALL . . AND THE BLUE DOLAR . .

. . . comentando a Fco Peregil . . .
Un coloquial relato del crush que ha recibido estos últimos días la economía argentina con la devaluación del peso, en una ordenada secuencia de hechos que el autor expone de modo sencillo y claro que sólo deja espacio para encoger los hombros preguntándose . . .¿por qué Argentina, . . por qué te la hicieron de nuevo? . .¿cuánto te costará esta vez recuperarte?
Fco Peregil ordena en un glosario básico la crisis argentina. Cuevas, inflación, arbolitos, ‘dólar blue’ o ‘dólar Messi’… Claves para comprender la convulsión económica ocasionada por la devaluación del peso.
——————————-

Cristina Fernández y Capitanich_Economía argentina 2013-14

Cristina Fernández y Capitanich_Economía argentina 2013-14

El 28 de octubre de 2011, tras ganar por segunda vez las elecciones presidenciales, Cristina Fernández, implantó de forma paulatina restricciones a la compra de dólares. Debido a los impagos que Argentina acometió con países y organismos extranjeros, el acceso a los créditos internacionales le resulta muy costoso. Además, el país comenzó a sufrir ese año un gran déficit energético (Repsol sería expropiada en abril de 2012) que no ha parado de crecer. Y el Gobierno necesitaba disponer de la mayor cantidad posible de divisas para importar energía. La primera medida consistió en obligar a bancos y casas de cambio a pedir permiso al ente recaudador de impuestos antes de autorizar una transacción. En los meses siguientes se prohibió a las empresas girar dividendos al exterior, las pensiones procedentes del extranjero se comenzaron a retribuir en pesos y en julio de 2012 se prohibió la comprar de dólares con fines de ahorro. Allá donde el Gobierno tapaba un agujero para la salida de dólares de las arcas estatales miles de ciudadanos encontraban otros que el Gobierno intentaba tapar después. Así se llegó hasta esta semana. El martes 21 de enero, tres días antes de que el Gobierno anunciase que las personas físicas podrían comprar dólares, el Gobierno obligó a presentar declaraciones juradas para compras por Internet y a pagar un impuesto del 50% por el monto de la operación. Y el miércoles limitó a dos veces por año la adquisición de mercancías por Internet. A Fernández no le gusta la expresión cepo. En octubre de 2012 culpó a los medios de usar esa fórmula: “El cepo era un instrumento de tortura del siglo XIX. Pero era, fundamentalmente, un instrumento de inmovilidad, de que nada se mueva, de que nada ingresa ni egresa. Por eso, acá no existe cepo cambiario. Por favor cambien ese título mediático”.
Dólar blue. Es la forma políticamente correcta de evitar la palabra negro. En realidad hace referencia al dólar paralelo, al que se vende y se compra en el mercado ilegal. A medida que el Gobierno fue restringiendo el acceso al dólar oficial el blue aumentaba su valor. Así, en octubre de 2011, al inicio de las medidas restrictivas, el dólar oficial costaba 4,24 pesos y el blue 4,49. El pasado mayo el blue superó la barrera de los 10 pesos y se le comenzó a llamar dólar Messi. Pero la divisa del mercado informal también terminó superando a Messi.

Esta semana el dólar oficial costaba ocho pesos y el blue se disparó hasta los 13 para cerrar el viernes a 11,70. ¿Por qué la gente ha insistido en comprar este dólar paralelo tan caro respecto al oficial?
Primero, porque el acceso al oficial se les fue vetando. Y segundo, porque para muchos ciudadanos comprar dólares es la única forma posible de ahorrar en un país donde la inflación ronda el 25%. El ministro de Economía, Axel Kicillof, suele insistir en que la relevancia del dólar paralelo dentro de la economía argentina es insignificante, que apenas mueve entre un 3% y un 5% de los dólares que circulan en el mercado. No obstante, el Gobierno nunca dejó de ensayar medidas para ponerle freno. Hasta ahora, sin éxito.
Arbolitos. Así se les llama a las personas que compran y venden dólares blue en plena calle. El nombre deriva del color de la divisa. Suelen situarse en la céntrica calle Florida de Buenos Aires y sus inmediaciones, donde proliferan los turistas cargados de divisas.
Cuevas. Son los lugares donde se compran y vende el dólar negro. Las hay de todo tipo: algunas son trastiendas de pequeños comercios y otras operan en los lujosos pisos superiores de agencias de viajes. Cada cierto tiempo, cuando el dólar paralelo se dispara de forma escandalosa, el Gobierno hace una batida en algunas cuevas. En esos casos algunas cierran como medida de precaución pero tardan poco en reemprender su actividad. Algunas cuevas ofrecen la discreción de varios despachos para atender de forma individual a cada cliente. Y otras atienden tras unas ventanillas, con lo que el cliente de al lado puede enterarse de lo que el otro está haciendo. El precio del dólar blue suele aparecer minuto a minuto en varias páginas de Internet. Con lo cual, cuando uno acude a la cueva ya tiene una referencia. Pero la última palabra siempre la tiene el “cuevero”. Hay algunos que se niegan a hablar del precio del dólar por teléfono. Otros no tienen empacho en hacerlo. Si se negocia un buen precio por teléfono, cuando se acude a las cuevas con ventanilla la gente anota el importe y la cantidad negociada en un papelito. Así, los clientes que están al lado no se enteran de nada.

Fco Peregil_periodista

Fco Peregil_periodista

 La inflación. Es la madre del cordero, el gran problema tabú de la economía argentina. Los economistas de los partidos opositores insisten en que mientras que el Gobierno no aborde un conjunto de medidas para frenar las escalada de los precios, todo lo que haga será poner parches. La inflación oficial —que nadie cree, ni el Fondo Monetario Internacional, ni los sindicatos— se sitúa en 10,9% sobre el PIB. La extraoficial ronda el 25%.

Reservas del Banco Central. Cuando el Gobierno emprendió en octubre de 2011 su cruzada contra la fuga de divisas las reservas del Banco Central ascendían a 47.821 millones de dólares. Y ahora el banco solo dispone de 29.063 millones en divisas, su peor nivel en siete años. El jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, asegura que si el Ejecutivo no hubiese pagado las deudas que contrajeron otros Gobiernos las reservas serían de 73.000 millones de dólares. Pero la oposición cree que el problema es que la falta de confianza en el Gobierno ha alejado a los inversores. El opositor y ex-ministro de Economía Roberto Lavagna (2002-2005) señala: “Cuando uno va manejando -conduciendo- detrás de alguien que hace zig-zag, sabe que lo que tiene que hacer es alejarse, tomar distancia. Porque si no va a terminar chocando”.
————————————-
A mi modesto parecer los conductores trasandinos de los últimos tiempos ya chocaron, sólo que el coche sigue dando tumbos y volteretas, machucando su motor y carrocería, manteniendo aturdido a sus conductores …¿hasta cuando?
EBC

ILEGITIMIDAD . . O . . GATOPARDISMO

. . . por eberda . . .
Preocupante, por decir lo menos, será un resultado en las elecciones chilenas del balotaje si la participación es menor de un 40% o lo bordea.
Y así parece ocurrirá; también ardua será la tarea de la gobernante y sus cercanos que asuman dicha responsabilidad, porque cualquier expresión de grupos inorgánicos políticamente hablando, se sentirán con derechos a alegar representación indeterminada, pero que la prensa y algunos periodistas buscando “cuñas” sin filtros o sin pudor profesional generarán opinión y referentes, en muchos casos de ilusiones o falacias.

"Si queremos que todo siga como está, es necesario que todo cambie"

“Si queremos que todo siga como está, es necesario que todo cambie”

 Este es el panorama político y social   menos deseado para un Chile que se asomaba vigorozamente a las puertas del tan buscado desarrollo. Aquel que ha hecho a muchos de los últimos gobernantes buscar integraciones en comunidades como la OECD y otras donde quizás hoy los acuerdos y normas, hacen pagar al ciudadano del Chile profundo un costo social de complejas asimetrías en materias de distribución del ingreso, del desarrollo industrial en sectores como la energía y la minería, en la educación o en la salud.
La gran reflexión y el espacio de conversación forzada que deberá abordarse en el país a partir de mañana entre oposición y gobierno, instituciones intermedias e incluso poderes políticos como el judicial, que normalmente ha sido observante en las decisiones de Estado, especialmente cuando conllevan aspectos ideológicos, deberán asumir sus responsabilidad pública como actores reales. No es menor, por ejemplo, la intervención en prensa hoy del actual presidente de la Corte Suprema, refiriéndose al consentimiento del poder legislativo para con uno de sus pares por su mérito o derecho a un asiento en el máximo tribunal de la República.

La ilegitimidad es algo muy serio cuando se trata de espacios, poder y responsabilidad pública. Porque teniendo presente aún los desmanes y saqueos del 27F, los fraudes de negocios de cadenas en retail o farmacias, la no rendición de cuentas en áreas de la educación, entre otros cientos ocurridos los últimos 20 años, y, hoy para coronar, el caso Cascadas que afecta al mercado de valores chilenos en pleno desarrollo investigativo, enturbia la experiencia vivida de la gestión y autoridad del Estado.
Todo lo anterior exige autoridad representativa y capaz de resolver una ausencia de sobriedad y respeto cuasi perdidas en el país actual.

Castello_di_Donnafugata_Lampedusa

Castello_di_Donnafugata_Lampedusa

  ¿Será que el mensaje del gran soberano elector es exponer al país a una ilegitimidad forzada, para que tome conciencia de la necesidad de mejorar políticas públicas y participación ciudadana, en búsqueda de mejor equidad en la riqueza y ante un desarrollo dispar?
¿Será que este Chile profundo quiere hacer notar que está convencido y cansado de un gatopardismo incoloro, que ayer se disfrazó de concertación democrática, luego de una alianza renovadora y hoy pretende continuar contando embaucamientos pseudo-socialistas ilusorios?

Lo que venga serán, a lo menos, tiempos de una frágil estabilidad social en cuanto a la paz ciudadana, si no ponemos una fuerte dosis de racionalidad y voluntad en corregir excesos, abusos o proponer cambios populistas dirigidos por nuevos o viejos aparecidos, que por generaciones se han servido del servicio público, más que entregarse al servicio del país.

EBC

//