QUE QUIERE LA CLASE MEDIA . . .

. . . por eberda . . .
No lo sabe, definitivamente, porque no existe una clase media, sino que son varias y distintas las formas y quienes se definen o como se entiende pertenecer a la clase media chilena.
Por lo mismo, hablar que el gobierno de la Nueva Mayoría o de Michelle Bachelet tenga en jaque a este complejo segmento de la sociedad sería pretencioso.
Al leer lo que ocurre politicamente, es un hecho que buena parte de la crisis del país es un desorden social, donde las protestas de todos lados, muestran un enojo generalizado entre ciudadanos y autoridad, entre gremios e instituciones o entre usuarios, clientes y proveedores, llevando los ánimos a la crispación.

Gobierno 2015 sin motor y sin rumbo

Gobierno 2015 sin motor y sin rumbo

  Algunos han postulado que el gobierno ha puesto al país en un estatus parecido a un jaque ajedrecístico; forzando reformas sin opción de jugadas, son esos momentos de un par de movimientos, donde el juego puede ser revertido o es mate. Creo por el contrario, que no es el gobierno, sino estas ladinas y nunca bien ponderadas clases medias las que tienen en jaque a la autoridad; porque no habrá gobierno o autoridad real, ni ley que obligue a someterse a nuevas normas que la gran mayoría de los ciudadanos en Chile no quiere, ni acepta en sus formas, los nuevos modelos propuestos; excepto en lo que digan ser buenos deseos, pero falsedades, irrealidades sólo posibles en la imaginación de algunos de sus slogans o en la mente afiebrada de una presidente con infantilismo revolucionario decimonónico.

 De insistir en su obsecación sobre estas materias, el gobierno tendría que convertirse en una dictadura, exponiéndose a una judicialización de muchas de las pretendidas y aprobadas reformas, cuyas reglamentaciones de aplicación, aún en proceso, lo tiene cuasi paralizado en iniciativas reales y en eficacia para gobernar. Chile es hoy un país que ha perdido el motor y su rumbo. Y sus clases medias así lo manifiestan.

 Todo lo demás, está por verse y quién se impondrá en las discrepancias, hoy está entre la calle, las redes sociales, el poder de ciertos medios, y aquellas instituciones que con dificultad tendrán que cumplir sus deberes legales y públicos, y donde el estamento político del parlamento está desacreditado, en entredicho su representación y liderazgos, y donde el ejecutivo carece de soporte real político, que no sea la mayoría parlamentaria acusada de ilicitudes, cohecho y corrupción.
Edo. Berríos Cerda

Anuncios

Responder . . . saludos

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s