El 1º de MAYO con JACK y ZAFRADA

conversando con . . @Yodines . . @eberda

@Yodines

Que digno y necesario es el trabajo y que necesario son sus representantes, sin ellos no hay televisores, alimentos, médicos u abogados, pero ¿le damos el valor necesario?

Una historia vieja y nueva vivida hace algunos años. En la mañana cálida e iluminada el campesino cuenta las liebres cazadas por su huesudo galgo, fiel compañero de montaña, con notorios rasgos del paso de los años en sus ojos y patas, pero siempre digno de su trabajo.  El famélico animal observa al campesino que faena sus presas en un pequeño mesón y, luego de unos minutos, el campesino le lanza con algo de desprecio unas vísceras, sin ni siquiera entregarle una mirada al que le entrego todo esa noche anterior de trabajo. El hombre inundado de rabia solo hacía “hablamiento” de su patrón y la mala paga que recibía de éste, mientras golpeaba la carne y la madera con el mismo cuchillo faenador. Luego de un rato, el hombre se llevó la carne y dejo a su fiel compañero a todo el sol mañanero, casi sin agua y comiendo lo que él consideraba “restos sin mayor valor”.

Este 1º de mayo muchos salieron a la calle a protestar, en su legítimo derecho por mejores tratos y bienestar, . . . ¿De quién dependen estos?, ¿De la autoridad o gobierno de turno?, ¿de la derecha o de la izquierda? . . . alguno preguntó . . . ¿y Qué hace el hombre por su prójimo? . . .  Si nosotros no cambiamos el trato con nuestros pares, ¿cómo podemos soñar que una ley vaya mejorar lo que nosotros creemos merecer de los demás?
Día a día vemos como un inescrupuloso mecánico embauca a una mujer o como un trabajador niega el pago a otro por un servicio que el mismo solicitó. ¿Es razonable o justo que critiquemos hacia arriba si reflejamos nuestras propias frustraciones en conductas hacia abajo? Los cambios son individuales, deben partir por nosotros para que se reflejen en los demás y la comunidad.
No se trata de criticar sólo a un sistema, como a menudo observamos, donde la culpa y causa la vemos en el otro – judíos, cristianos, moros o americanos – si de verdad pretendemos construir soluciones. Partamos analizándonos a nosotros mismos, pensando nuestra responsabilidad, a la par de lo creemos nuestros deberes.
Mientras dirigentes de la CUT hablen a todo pulmón, mientras otros cientos destruyen la ciudad, botando el dinero de nuestros propios impuestos y el trabajo de otros cientos, así sólo convertiremos el pan en piedra. La solución no depende sólo de un gobierno, menos de un equipo formado sólo por mentes brillantes paseantes de Harvard o Yale, con lindas y pomposas frases o con técnicas y estadísticas ultra comprobadas. Las soluciones son responsabilidad de todos, tanto de profesionales expertos consagrados, tanto como de quienes han vivido las diversas realidades de nuestro país por años. Si creemos depender de los demás, simplemente, es que no creemos ser dignos de ser escuchados. El brillo que se puede ostentar en una biblioteca, muchas veces se opaca en las calles y se pierde en el camino.

Yodines ya termina de convercerme del trabajo en equipo, multidisciplinario, y de como visiones y realidades distintas aportan mucho más que el grupo de robots con aroma a “W40” y a plástico fundido con metal. Así como me desafía que invitemos a trabajadores y dirigentes a reflexionar, también digamoslo a representar sin camisetas o banderas que nos diferencien, despojados de filosofía añeja, con ideas y ganas de crecer más que de destruir. Por ello parece sano que sea lo deseable la negociación de los mejores “hablamientos” que la de las camisetas de colores y de las contrapartes vehementes, donde muchas veces, ni les sientan los colores ni les acomodan las tallas.

No representemos vicios, representemos las soluciones y, mejor, seamos parte de éstas.

¿Qué realmente queremos para Chile?

       @eberda

@eberda

A nuestra clase política opositora privando del reajuste de sueldos al TRABAJO, porque cree promover o privilegiar una imagen o candidato(a) de simpatías y poca coherencia, o siguiendo intereses de una dirigencia de la CUT hablando por colores más que por razón o fundamento. Nada de ello contribuye hoy, inteligentemente, a recordar el emblemático día 1º de mayo. Mil veces más útil y valioso es refrescar las palabras del mítico “Zafrada” – no seré una lumbrera – y sin serlo no se entiende como algunos exigen hoy subir los sueldos, si ni siquiera pudieron bajar el desempleo.

Lógica simple, concreta: sin crecimiento no hay generación de empleo, sin empleo no hay trabajadores, sin trabajadores ¿a quién le subimos el sueldo? . .  Como habría dicho Jack “el destripador”, vamos por parte. Mientras el resto del mundo cae en la desesperación, las protestas y el fenómeno del desempleo, nuestro país crece en empleo, en leyes de respeto y libertades, y otras como de reconocimiento de razas y culturas. Ya no somos ajenos de lo que sucede en Europa o lo que sufre y transpira el norteamericano, los invito a mirarnos y preguntarnos ¿por qué crecemos?, ¿por qué somos hoy día la esperanza y un sueño para miles que se atreven a cruzar un océano, un desierto y una cordillera, buscando gozar de lo que ahora llaman el sueño sudamericano?

Porque crecer cuando todos los hacen es que seguimos la inercia de la masa, pero crecer cuando nadie lo hace es hazaña.

No perdamos nuestro norte, no confundamos la realidad, no nos perdamos entre nuestras aspiraciones, requerir el dinero justo por el trabajo de quien creemos lo ostenta, es tan valioso como pedir te enseñe a conseguirlo por ti mismo.

Dr. Oscar Astroza N. / Medico Veterinario – Med Ambiente 

Eduardo Berríos C./ Ing de Minas – Economista

//

Anuncios

Un pensamiento en “El 1º de MAYO con JACK y ZAFRADA

  1. Estimado Oscar,
    no comparto en absoluto tu visión de las cosas y de la vida, sin embargo la tolero. El tema es sencillo, vivimos y dependemos de un sistema natural llamado Biósfera. Como todos sabemos, ésta es finita, por lo tanto, el concepto de crecimiento no es sustentable dado que los recursos de los que depende no son inagotables. Luego, no se puede crecer indefinidamente. Ningún ser vivo crece toda su vida. La pregunta es . . . ¿hasta cuándo o dónde crecer?, no tiene sentido.
    Lo que debemos buscar es la forma de desarrollarnos para intentar ser felices ; imaginen el ciclo de desarrollo de un bosque . . . crece hasta un momento en el que se desarrolla y luego se desmorona . . . asimismo es la vida humana.
    PD.

    Me gusta

Responder . . . saludos

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s