RIESGOS EN MINERÍA, UNA DURA REALIDAD

por eberda
Recientemente han ocurrido varios accidentes graves en la industria minera, incluso con desenlaces fatales, y muchos compatriotas se preguntan si es que no se ha aprendido la lección de los 33 en la San José. Y aunque así pareciera, no es tal porque el riesgo en esta industria, cualquiera sea el tamaño de su faena, es inherente a la actividad y a sus procesos productivos. Los trabajos extractivos y los procesos y operaciones unitarias que tiene la minería, difícilmente podrían realizarse en probabilidad sin (cero) riesgo. Lo relevante en estos casos, son el apego a los métodos, las rutinas meticulosas y la prudencia en las acciones, que deben nacer de la propia actitud y convicción de los emprendedores y trabajadores en cada faena o prospección en minas y en las plantas. Ojalá que los últimos eventos, como el ocurrido en Farellón Sánchez (interior Illapel), no sirva sólo para inhibir el emprendimiento, como consecuencia que la autoridad en su función de policía minera – buscando omitirse de implicancias – se dedique en la indagación de responsabilidades, a adoptar más restricciones de operación, bajo estándares que no consideran con realismo las diferencias de tamaño de los sectores de la industria (gran minería, mediana y pequeña minería). El actual DS 132/2004 que estaría siendo objeto de modificación por discusión parlamentaria, motivo de la iniciativa del gobierno para establecer una reforma a la Seguridad de la Minería y una nueva Institucionalidad, no debe convertirse en una carrera obsecada (o para el lucimiento de algunos), por aprobar cuerpos legislativos que a la hora de su aplicación o se ven obligados a ser letra muerta o puedan convertirse en un gran freno que inhiba – por su factibilidad – cumplir el gran aporte que está realizando la minería al desarrollo económico del país. Los temas relacionados a permisos, padrones, planes de faenas de explotación y cierres, son materia de ingeniería de la especialidad, pero también de realismo en la viabilidad de los emprendimientos y sus limitaciones; respecto de los cuales debe tenerse en cuenta los costos asociados que afectan y deterioran, especialmente, esa importante función de exploración y prospección que cumplen innegablemente pequeños y medianos mineros.
Los políticos y la autoridad no pueden aprovecharse de luctuosas circunstancias para justificar un trabajo legislativo atolondrado y falto de pulcridad técnica y normativa.
Afortunadamente las viejas Asociaciones mineras reunidas en la SONAMI (y corrigiendo errores iniciales sobre estas gestiones) han puesto “luz roja” a la acción legislativa deficiente hasta ahora. Meritoria iniciativa han tenido algunos destacados dirigentes como los presidentes Patricio Gatica, Hernán Urquieta, Jorge Pavletic, Slobodan Novak, Francisco Araya, Eduardo Catalano, Estela Segura, Nélson Saavedra y otros, quienes han hecho saber por distintos medios y con mínimos recursos su desacuerdo y rechazo formal a la actual propuesta legislativa. De modo similar, la serie de dificultades que está pasando una vez más la pequeña y mediana minería, no es otra que el reflejo de la falta de políticas de largo plazo (temas relacionados con fomento real en la comercialización de pequeños y medianos, y que trataré en otro artículo) y cierta ausencia de autoridades que entiendan profundamente del tema y la idiosincracia de la gente de esta industria, para quienes no es sólo una cuestión de métricas llevada en escritorios.
Asimismo, otras políticas como las del mercado para el oro y aspectos de costos de las maquilas de concentrados y minerales, no han sido bien tratadas en los últimos tiempos por ENAMI.
En fin, cualquier ciudadano debiera comprender lo doloroso que significan los accidentes con pérdida de vidas, más aún para el dueño de una mina o faena, ya que las víctimas suelen ser muchas veces sus compañeros de trabajo con funciones irremplazables.
No permitamos que la soberbia técnica, ni los intereses politicos de algunos, empañen o tuerzan con desaciertos la larga historia de emprendimientos y éxitos en la industria y negocios mineros de Chile.
Edo Berríos Cerda

//

Anuncios

Un pensamiento en “RIESGOS EN MINERÍA, UNA DURA REALIDAD

Responder . . . saludos

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s